El Tribunal Constitucional anula una nueva subida salarial a los funcionarios

 

El Tribunal Constitucional anula una nueva subida salarial a los funcionarios

Actualizado 30/06/2006 18:38:20 CET

Recientemente también se anuló la de 1997, aunque el presidente del Gobierno foral informó que no se pedirá la devolución

PAMPLONA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Constitucional ha declarado nula una disposición adicional de la ley 21/1998 de Presupuestos Generales de Navarra para el ejercicio de 1999 por vulnerar artículos de la Constitución Española que atribuyen al Estado la planificación general de la actividad económica. En virtud de esa ley, en el año 2000 se estableció pagar al personal al servicio de la Administración foral un incremento salarial del 1,5%.

Esta sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, se suma a otra reciente que anuló la subida de 1997, porque Navarra no respetó la congelación salarial acordada por el Estado. Al respecto, el presidente del Gobierno foral, Miguel Sanz, anunció esta semana que no se iba a pedir la devolución de esas cantidades.

En mayo de 2002, la sala de lo contencioso administrativo del TSJN planteó ante el TC una cuestión de inconstitucionalidad sobre la disposición adicional primera de la ley foral 21/1998 de Presupuestos Generales de Navarra para 1999, según la cual a partir de 2000 se aplicaría a las retribuciones el incremento del IPC superior a la previsión, en caso de producirse.

Para cumplir esa norma, se firmó en 2000 un decreto foral, que el Abogado del Estado impugnó. Fijaba una subida salarial de 3,5% pero para ese año y el Estado fijó una subida salarial máxima para el personal del sector público del 2%. En Navarra, la subida se aplicó mediante un doble procedimiento, una paga única no consolidable -2%, coincidente con lo previsto en la ley estatal- y una compensación consolidable -1,5% restante-.

Según el TC, este decreto constituía una mera aplicación de la ley de Presupuestos de 1999, que a su vez vinculaba las retribuciones a aspectos de la ley de 1998. Esto es, las cuantías del sueldo y pluses de 2000 eran el resultado de aplicar las tablas de 1998.

El TC anota que si bien el decreto foral de 2000 y la ley foral de 1998 se refieren a ejercicios distintos, "es evidente que la disposición adicional de 1998 afecta al ejercicio de 2000". De hecho, también apunta que de haber declarado antes inconstitucional la ley, se habría incidido en el ejercicio de 2000.

El Alto Tribunal avala que este mecanismo "vulnera abiertamente" lo previsto en la ley de Presupuestos Generales del Estado y recoge que la Administración central adopta decisiones de "carácter básico" en el tema objeto de confrontación. No admite los argumentos de los letrados del Gobierno y del Parlamento navarros, que pedían la desestimación del recurso basándose en las peculiaridades del régimen foral, en las competencias de régimen de funcionarios y autonomía financiera, y en el respeto al Escenario de Consolidación Presupuestaria acordado con el Estado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies