Los tumores y las enfermedades del sistema circulatorio, principales causas de muerte en Navarra

Publicado 27/02/2017 11:45:38CET

PAMPLONA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las principales causas de muerte en Navarra en el promedio de los años 2013 a 2015, clasificadas por grandes grupos de enfermedades, fueron los tumores y las enfermedades del sistema circulatorio tanto para varones como para mujeres.

El tercer y cuarto puesto en este periodo lo ocupan las enfermedades del sistema respiratorio y las causas externas en el caso de las defunciones de varones y las enfermedades del sistema nervioso y de los órganos de los sentidos y las enfermedades del sistema respiratorio en las mujeres.

Son datos ofrecidos por el Instituto de Estadística de Navarra y elaborados a partir de la estadística de defunciones según causa de muerte.

En el caso de los hombres, los tumores son responsables de 207,7 defunciones por cada 100.000 habitantes y las enfermedades del sistema circulatorio han causado la muerte de 129,7 de cada 100.000 personas (promedio del periodo 2013-2015).

En el caso de las mujeres, los tumores y las enfermedades del sistema circulatorio causan 102,9 y 77,1 decesos, respectivamente, de cada 100.000 personas.

El tercer motivo con mayor incidencia en las causas de mortalidad de los hombres es el de enfermedades del sistema respiratorio, con una tasa de 55,7 defunciones por cada 100.000 habitantes. Este grupo de enfermedades presenta una tasa de 25,2 defunciones de mujeres por 100.000 personas.

Las del sistema nervioso son las enfermedades que ocupan el tercer lugar con mayor incidencia en la mortalidad de las mujeres (26,1 decesos por 100.000 personas).

Las causas externas, caídas accidentales y accidentes de tráfico entre otras, son las que se sitúan en cuarto lugar entre las de mayor incidencia en el caso de los hombres y sexta para las mujeres.

Cabe resaltar que la tasa de mortalidad en los hombres por este motivo es 2,4 veces mayor que la de las mujeres, 33,8 y 14,3 fallecidos por 100.000 habitantes para hombres y mujeres respectivamente.

EVOLUCIÓN DE LAS CAUSAS DE DEFUNCIÓN

Respecto al periodo anterior, años 2012-2014, las tasas estandarizadas de mortalidad según causa se mantienen estables. En el caso de los hombres los descensos más significativos se dan en las muertes por enfermedades del sistema circulatorio, decesos que descienden 5,3 puntos. También las muertes por enfermedades del sistema respiratorio descienden, en este caso 4,2 puntos.

Por el contrario, aumentan 3,1 puntos las muertes por enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas y se elevan 2,8 puntos las muertes causadas por enfermedades del sistema nervioso y de los órganos de los sentidos.

En el caso de las defunciones de mujeres los descensos más importantes se dan en las muertes causadas por enfermedades del sistema circulatorio, 2,3 puntos menos que el periodo anterior y en las enfermedades del sistema digestivo (-1,6 puntos).

Los aumentos más significativos se dan en las muertes debidas a causas externas de mortalidad y en las causadas por trastornos mentales y del comportamiento (3,0 y 1,7 puntos respectivamente).

En el estudio del periodo 2000-2015 se observa que las principales causas de muerte en Navarra mantienen la misma tendencia en los últimos años.

Los tumores y las enfermedades del sistema circulatorio son, en promedio, las dos primeras causas de defunción en todo el periodo de estudio, tanto en hombres como en mujeres. La tasa de mortalidad por tumores disminuye ligeramente en el último periodo de estudio tanto en hombres como en mujeres. El descenso de las producidas por enfermedades del sistema circulatorio es más evidente, sobre todo para los varones.

Aunque las principales causas de muerte son las mismas para hombres y mujeres, las tasas masculinas son más altas. Las causas con mayor sobremortalidad masculina fueron las externas (fundamentalmente caídas accidentales, suicidios y accidentes de tráfico), con una relación de 2,4 muertes de varones por cada mujer.

En el caso de las muertes provocadas por enfermedades del sistema respiratorio la relación es de 2,2 muertes de hombres por mujer; al igual que por cada mujer que fallece por tumores mueren 2 hombres.

CAUSA DE MUERTE MÁS FRECUENTE

A un nivel más detallado de causas de defunción, las enfermedades cerebrovasculares y las clasificadas como otras enfermedades del corazón ocupan las primeras posiciones en número de defunciones en el promedio de los años 2013-2015.

Entre los tumores, los responsables de una mayor mortalidad son los de tráquea, bronquios y pulmón, seguidos de los de colon y, en menor medida, el de páncreas, estómago, próstata, mama y de los tejidos linfáticos.

En el caso de los hombres los tumores malignos de tráquea, bronquios y pulmón son los que han causado más muertes, además de las enfermedades cerebrovasculares y otras enfermedades de corazón. También la enfermedad de alzheimer y los trastornos mentales orgánicos, senil y presenil son causas frecuentes.

Entre los fallecimientos de mujeres, las causas más frecuentes son las enfermedades cerebrovasculares, otras enfermedades del corazón y el alzheimer. Otras causas frecuentes son los trastornos mentales orgánicos, senil y presenil y el tumor de tráquea, bronquios y
pulmón.

CAUSAS DE MUERTE SEGÚN LA EDAD

Existen diferencias en las pautas de mortalidad según la edad. Así, más de la mitad de los fallecimientos del periodo 2013-2015 de las personas que tienen entre 40 y 64 años son por tumores, en concreto el 54,7%, porcentaje que se eleva al 64,5% en el caso de las mujeres y se reduce a la mitad en los varones.

Para las personas mayores de 64 años, las principales causas de muerte se deben a enfermedades del sistema circulatorio (el 29,3%) y a tumores (el 26,3%).

En el caso de los hombres de 65 o más años la principal causa de muerte son los tumores (32,9%) mientras que para las mujeres de estas edades son las enfermedades del sistema circulatorio (32,1%).

Sin embargo, la población joven, de 15 a 39 años, fallece en el 45,7% de los casos por causas externas de mortalidad. Este porcentaje se eleva al 51,9% en el caso de los jóvenes varones y se reduce al 33,3% en el caso de las mujeres.

Por último, más del 60% de los menores de 15 años fallecen debido a lo que se denomina "resto de causas". Dentro de éstas destacan los decesos por causas propias de estas edades, malformaciones congénitas y anomalías cromosómicas y afecciones originadas en el periodo perinatal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies