UGT advierte de que si no se desbloquea la negociación colectiva antes de septiembre, programarán movilizaciones

Actualizado 18/08/2009 14:49:23 CET

Goyen llama al presidente de la CEN a celebrar una reunión "de forma inmediata" para desbloquear los convenios

PAMPLONA, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT de Navarra, Juan Goyen, advirtió hoy de que si la patronal "no da un giro de 180 grados en su postura antes de septiembre", el sindicato estudiará, junto a CCOO, la programación de "un gran proceso de movilizaciones que llegará hasta donde nuestro compromiso con la defensa de los intereses de los trabajadores lo exija", para conseguir desbloquear la negociación colectiva.

Goyen expuso hoy en rueda de prensa que 12 convenios sectoriales, que regulan las condiciones laborales de 38.000 trabajadores, están bloqueados, "incluyendo el convenio de la Administración Pública, que lleva 2 años en vía muerta".

Por ello, hizo un llamamiento al presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra, José Manuel Ayesa, para que "patronal, UGT y CCOO mantengan de forma inmediata una reunión al más alto nivel que establezca unos criterios razonables que permitan desbloquear la negociación colectiva y crear un marco de acuerdo que sirva para los convenios paralizados y los que vencen este año".

Según Goyen, UGT "sigue teniendo la mano tendida". Además, consideró que esa reunión debería dar "un impulso al diálogo social en Navarra".

Asimismo, explicó que su posición en la negociación de los convenios va a ser de "defensa a ultranza del empleo y de mejora del poder adquisitivo de los salarios". Así, los pactos salariales "tienen que situarse en torno a subidas del 2 por ciento, única manera de que los trabajadores mejoren su poder de compra y contribuyan así a reactivar el consumo".

"UN GRAN CONFLICTO"

Goyen se mostró muy crítico con la actitud de la patronal navarra, que, según aseguró, "no está dispuesta a acordar subidas salariales en los convenios pendientes de negociación". "Yo no sé si la patronal navarra ha olvidado de la noche a la mañana una trayectoria de décadas de negociación y posicionamientos responsables", censuró.

En este sentido, añadió que desconoce "si la patronal considera que las dificultades del momento son propicias para tratar de maximizar beneficios a costa de machacar a los trabajadores; no sé si nos están echando un órdago a las organizaciones sindicales, que hemos actuado siempre con responsabilidad". Según aseguró, si la situación no cambia, "vamos a un gran conflicto".

En cuanto a la negociación colectiva en el sector de la Administración Foral de Navarra, Goyen criticó la "falta de altura política y de coherencia en el discurso favorable a la concertación y la práctica denegación del derecho a la negociación colectiva de los empleados públicos de que está haciendo gala el Gobierno foral, con su consejero de Presidencia a la cabeza".

En cuanto a los convenios sectoriales del sector privado, el secretario general de UGT de Navarra censuró que "la actitud de la patronal de condicionar cualquier tipo de negociación a la aceptación de la congelación salarial es una irresponsabilidad manifiesta".

LAS AYUDAS A LA CONTRATACIÓN, "INEFICACES"

Por otra parte, Goyen afirmó que UGT no cree necesarias las subvenciones a las empresas por contratar a trabajadores, ya que "si una empresa no tiene producción, es ilógico que contraten a empleados por el hecho de que se les ofrezca una ayuda económica". "Hoy en día se destruye más empleo del que se crea, por lo que esas ayudas no van a funcionar", añadió.

En este sentido, calificó esta medida de "ineficaz" y aseguró que desde su puesta en marcha, el pasado mes de mayo, sólo se han registrado 69 contratos subvencionados en Navarra.

Por ello, abogó por que en el mes de septiembre el dinero destinado a estas ayudas, un total de 15 millones de euros, pueda redireccionarse a políticas activas de empleo, como la formación, porque si no, "quedarán sin ejecución", afirmó.

AMPLIAR LOS 420 EUROS

En cuanto a la nueva prestación económica del Gobierno central para los trabajadores que han agotado las prestaciones por desempleo, Goyen valoró que "puede quedarse corta", por lo que "debería preverse su posible ampliación, para que se cumpla realmente su objetivo y ampare a todos los trabajadores que la necesiten".

Por otro lado, Goyen valoró que la necesidad de atender las situaciones más urgentes, como ha hecho el Plan E, no se está acompañando de un mayor esfuerzo de reconversión del modelo productivo. "Cuanto más tarde abordemos esta necesidad, mayor será la brecha que nos separe de las economías más pujantes de la Unión Europea", añadió.

En cuanto a la reactivación del consumo, aunque indicó que se han activado medidas parciales que han tenido un efecto muy positivo para el mantenimiento de los puestos de trabajo, "el consumo se está viendo drásticamente afectado por el crecimiento del número de desempleados y por el endeudamiento de los hogares". Por lo tanto, su reactivación "sólo puede venir de la mano de la mejora del poder adquisitivo de los trabajadores".