UGT y CCOO llaman a participar en un 1 de mayo marcado por "la incertidumbre"

Raúl Villar y Javier Lecumberri.
EUROPA PRESS
Actualizado 27/04/2016 12:15:45 CET

Los sindicatos convocan una manifestación en Pamplona para reivindicar planes para "crear empleo con condiciones dignas"

   PAMPLONA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

   UGT y CCOO de Navarra han llamado a los trabajadores y a la sociedad a participar en la manifestación que han convocado en Pamplona para conmemorar un 1 de mayo marcado por "la incertidumbre política y económica" y en el que los sindicatos reivindicarán planes para "la creación de empleo con condiciones dignas".

   Así lo han destacado este miércoles los secretarios generales de UGT y CCOO en Navarra, Javier Lecumberri y Raúl Villar, respectivamente, durante una rueda de prensa en la que han llamado a la ciudadanía a tomar parte en la manifestación conjunta que han convocado con motivo del Día del Trabajo, el próximo domingo. La marcha, con el lema 'Contra la pobreza salarial y social. Trabajo y derechos', partirá a las 12 horas de la antigua estación de autobuses y terminará en el Paseo Sarasate.

   En su intervención, Lecumberri ha indicado que el próximo 1 de mayo "se enmarca en tres situaciones: la vergüenza que tenemos que sentir los europeos por la situación de miles de refugiados en las fronteras, una crisis económica de la que no acabamos de salir, y la desorientación política a nivel nacional".

   El líder de UGT de Navarra ha insistido en que "la crisis económica no está siendo solucionada con las políticas de recortes sociales" y ha defendido que la Comunidad foral "necesita un gran plan industrial para poner en marcha todo lo necesario para que la economía salga adelante". Además, ha indicado que este plan debería servir para "atraer industria que aporte puestos de trabajo con condiciones dignas y de calidad".

   Por otro lado, ha criticado "la irresponsabilidad y la incapacidad de determinados partidos de izquierda y progresistas de España" al no haber llegado a formar Gobierno. Lecumberri, que ha dicho que a los sindicatos nos les toca señalar qué partido tiene más responsabilidad en la falta de acuerdo, ha defendido que "hay que renunciar a cosas por el interés común".

   "Ya deberíamos tener en España un Gobierno progresista que hubiera derogado la reforma laboral, que hubiera puesto en marcha un plan de choque para el empleo, que hubiera activado una reforma fiscal para que los que más tienen paguen más, que hubiera fortalecido los convenios, especialmente los sectoriales", ha afirmado.

UN "FRACASO" DE LOS PARTIDOS

   En la misma línea, Raúl Villar ha señalado que "parece que estamos abocados a unas nuevas elecciones, lo que supone un fracaso de las formaciones políticas, que no han sabido entender el mandato de la ciudadanía de dar un cambio y un giro a las políticas de este país hacia la izquierda". Esta situación, ha dicho, "en nada beneficia" a la clase trabajadora.

   Villar ha destacado que en Navarra "el escaso empleo que se creó en 2015 siguió siendo precario y temporal" y ha remarcado que "empresas punteras en la Comunidad foral, como TRW, Faurecia, General Electric o Koxka han vivido procesos de reestructuración, despidos y cierres". Por ello, ha demandado "una política industrial proactiva que defienda el tejido industrial actual y atraiga nuevo".

   Además, ha solicitado "un plan de choque por la calidad en el empleo" en Navarra y ha realizado un llamamiento al Gobierno foral para que "recupere la calidad de los servicios públicos y abone la paga 'extra' de 2012 a los funcionarios".

SOBRE LA "FRACTURA SINDICAL"

   Por otra parte, preguntados por el hecho de que el 1 de mayo no se celebre en Navarra de forma unitaria entre todos los sindicatos, Lecumberri ha dicho que "hay una fractura sindical", de modo que existe un modelo "internacionalista y progresista" que "aboga por un marco unitario de relaciones laborales en la Unión Europea" y "otro que aboga por hacer pequeños marcos de relaciones laborales que contribuirían a que las empresas jugaran más con los derechos de los trabajadores".

   En otro orden de cosas, cuestionados por la posible incidencia de la industria 4.0, Lecumberri ha indicado que "los avances industriales y tecnológicos siempre han sido positivos si son bien utilizados y sirven para mejorar las condiciones de los trabajadores y tener empleos más cualificados". "Si son mal utilizados por parte de las empresas para reducir costos y aumentar las diferencias salariales, son negativos", ha añadido.