Unai Hualde (Geroa Bai) preside la comisión de investigación de Caja Navarra

Actualizado 27/04/2016 10:50:03 CET

UPN no espera "mucho más" que en 2015 y Geroa Bai pide "no crear falsas esperanzas en la sociedad"

   PAMPLONA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El parlamentario de Geroa Bai Unai Hualde ha sido elegido presidente de la comisión de investigación sobre la desaparición de Caja Navarra, que se ha constituido este miércoles en el Parlamento foral y que ha comenzado su labor recopilando la documentación obrante en el Legislativo tras los trabajos realizados en 2015 por la primera comisión de investigación.

   Hualde ha recibido el apoyo de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN e Izquierda-Ezkerra para presidir la comisión, mientras que UPN y PPN se han abstenido.

   Los parlamentarios forales que integran la comisión son los siguientes: Luis Zarraluqui y Luis Casado por UPN, Unai Hualde y Koldo Martínez por Geroa Bai, Adolfo Araiz y Arantza Izurdiaga por EH Bildu, Laura Pérez y Tere Sáez por Podemos, Guzman Garmendia e Inma Jurío por el PSN, Ana Beltrán por el PPN y Marisa de Simón por Izquierda-Ezkerra.

   Unai Hualde ha explicado a los medios de comunicación que en la primera reunión de la comisión "se ha establecido una primera fase de recabar documentación" y se ha abierto hasta el 18 de mayo un plazo para que los grupos parlamentarios reciban "toda la documentación obrante en el Parlamento consecuencia de la comisión de investigación anterior". Además, se va a abrir un plazo para que los distintos grupos planteen todas las peticiones de documentación adicional que consideren.

   La comisión quiere examinar "qué documentación pudo ser recabada en 2015, cuál no fue recabada y por qué, y qué instrumentos tenemos desde el punto de vista jurídico y desde todos los puntos de vista para recabar esa documentación", ha explicado Hualde.

   Según el presidente, "la diferencia fundamental de la comisión que se abre ahora con respecto a la de 2015 es que ahora va a haber tiempo y voluntad política". "Los trabajos de la comisión se han establecido hasta el 30 de septiembre pero no hay ningún problema si fuese necesario ampliarlos", ha asegurado.

   Esta primera fase en la que la comisión trabajará en la recopilación de documentación no será pública. Cuando comience la fase de comparecencias las sesiones sí seran abiertas.

UPN NO ESPERA "MUCHO MÁS" QUE EN 2015

   Al término de la primera reunión de la comisión, el parlamentario de UPN Luis Zarraluqui ha asegurado que su grupo "no espera mucho más de lo que se alcanzó la anterior vez" y ha argumentado que "ha sido un tema examinado en profundidad la legislatura pasada y no cabe decir que hubo determinado bloqueo porque no lo hubo".

   Además, Zarraluqui ha señalado que este tema ha sido investigado "en numerosas ocasiones a través de los organismos jurisdiccionales y no ha salido absolutamente nada". "No esperamos nada relevante, aunque es verdad que por parte del cuatripartito hay un interés por mantener este asunto vivo con el ánimo de perjudicar al primer partido de Navarra", ha afirmado.

   Por su parte, el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha considerado que los objetivos de la comisión son "investigar, aclarar y dar a la sociedad navarra respuesta a la pregunta de por qué desapareció Caja Navarra y junto con ella mil millones de euros".

   No obstante, ha afirmado que "el tiempo es absolutamente insuficiente para llegar a ninguna conclusión, con lo cual estamos convencidos de que tendrán que prorrogarse los trabajos" más allá del 30 de septiembre. Además, ha mostrado "prudencia" respecto a las conclusiones que se puedan alcanzar porque "no sabemos las claususas de confidencialidad que tienen las personas que estuvieron ahí tomando decisiones importantes en todo, ni las razones legales que les pueden impedir intervenir con un cierto grado de satisfacción". "Vamos a intentar hacerlo lo mejor posible pero no queremos crear falsas esperanzas en la sociedad", ha indicado.

   Por su parte, el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha asegurado que no se trata de "hacer un juicio a nadie, sino exigir, si las hubiera, responsabilidades políticas". "La sociedad navarra quiere saber qué pasó en Caja Navarra, por qué se perdió ese capital de esas maneras, esa política del desplifarro en qué se convirtió. En esta ocasión, sin prisas, sin agobios, sin la presión de que se acaba una legislatura, ser capaces de conseguirlo. Conocer si por acción o por omisión hubo responsabilidades políticas", ha añadido.

   El parlamentario del PSN Guzman Garmendia ha asegurado que su grupo quiere hacer un trabajo "riguroso y profesional, estudiando este asunto desde la virginidad para saber qué ha pasado, cuál ha sido la gestión y si ha habido responsabilidades políticas 'in vigilando". "Queremos esclarecer qué ha pasado y, si ha habido responsabilidades políticas, dilucidarlas, y si ha habido otras, llevarlas al marco en el que tienen que estar", ha afirmado.

   Finalmente, el parlamentario del PPN Javier García ha considerado que "lo único que pretende esta comisión es desviar la atención de los problemas que está creando este Gobierno" y ha considerado que no va a llegar "más allá de lo que ya se concluyó en 2015". "La posición del PPN es ver qué ha sucedido, investigar hasta el fondo las cuestiones que han llevado a la desaparición de la CAN, pero no hay ninguna diferencia respecto al trabajo que se desarrolló en 2015, salvo que hay un cambio de Gobierno, que es lo que nos hace entender que utilizan la comisión de investigación para tapar las actuaciones que están llevando a cabo", ha dicho.