UPN critica que son 1.500 los escolares que se quedan sin plaza para el programa 'English Week'

Publicado 06/02/2018 10:13:28CET

PAMPLONA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de UPN en la Comisión de Educación del Parlamento de Navarra, Alberto Catalán, ha criticado que "en torno a 1.500 alumnos de 5º de Primaria de 30 centros escolares de Navarra no podrán participar en la semana de inmersión en inglés 'English week'". "Una vez más, el Departamento de Educación no atiende las necesidades reales del sistema educativo navarro", ha censurado.

Catalán ha señalado, en un comunicado, que ya criticaron esta situación el año pasado cuando más de 1.000 alumnos no entraron en la convocatoria. "Este año ya son 1.500 escolares los que no van a poder participar y el Departamento sigue mirando para otro lado", ha señalado.

El parlamentario regionalista ha explicado que el programa de inmersión lingüística 'English week' va dirigido a estudiantes de 5º de Educación Primaria de centros educativos de Navarra. El objetivo es "favorecer la convivencia de alumnado de diferentes centros y reforzar y motivar el aprendizaje del inglés dando oportunidades de uso fuera del aula, en contextos naturales", ha destacado.

Para Catalán, "es evidente el desprecio del Departamento por esta iniciativa sabiendo de su éxito y que cada vez son más los centros que se han incorporado al PAI".

"El interés nacionalista del Gobierno le lleva a tomar decisiones totalmente alejadas de la realidad de la mayoría de los navarros y a seguir rompiendo la equidad e igualdad de oportunidades que garantizan iniciativas como ésta y el programa PAI, ya que permiten que el alumnado, independientemente del poder adquisitivo y del lugar de residencia de sus familias, accedan al aprendizaje del inglés", ha sostenido.

Catalán ha indicado que en el debate presupuestario para 2018, UPN ya propuso un incremento en estas partidas que permitiese ampliar la oferta que se viene realizando "dada la evolución e interés demostrado por las familias y los centros escolares, pero la respuesta del Gobierno y del cuatripartito fue negativa".

En su opinión, "la alternativa a los centros escolares no puede ser, como la planteada el año pasado, pedir a las familias que abonen el coste real de la semana, el doble de lo que les correspondería si contaran con la subvención del Departamento, posibilidad ya descartada por muchos centros, sobre todo públicos".

El parlamentario regionalista ha criticado que el Gobierno de Uxue Barkos, con este tipo de situaciones, "vuelve a castigar a las familias con menos recursos, y demuestra que en lo referente al inglés y a las rentas bajas es más sectario que nadie".