Varios cientos de personas participan en la manifestación convocada por PETA contra las corridas de toros y encierros

Actualizado 05/07/2007 17:06:54 CET

PAMPLONA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Varios cientos de personas, muchas de ellas semidesnudas, participaron este mediodía por las calles del centro de Pamplona en una manifestación convocada por la asociación estadounidense para la protección de animales PETA en contra de las corridas de toros y los encierros, con motivo del inicio de las fiestas de San Fermín.

La marcha, la sexta que celebra la asociación en Pamplona, partió sobre las 13 horas de los corralillos de Santo Domingo y concluyó alrededor de las 13.30 horas en los exteriores de la Plaza de Toros, sin que se registraran incidentes.

Procedentes de tan diversos lugares como Chile, Holanda, Bélgica, EEUU y desde todos los puntos de España, los manifestantes realizaron el recorrido al ritmo de consignas como "la tortura no es cultura", "toros sí, toreros no" o "no nos, mires únete".

Sara González, voluntaria de la asociación Ecuanimal en defensa de los animales, explicó que lo que tratan de simbolizar es que "puedes divertirte sin necesidad de explotar y torturar a un animal" y que "si a la gente le gusta el riesgo y la emoción, pues que haga puenting, o rafting, o que se meta en la vía de un tren".

Como ya sucedió el año pasado, la manifestación no pudo seguir el recorrido habitual del encierro debido a que el Ayuntamiento de Pamplona ha organizado actividades lúdicas infantiles a lo largo de diferentes tramos del trazado y recorrió la calles más cercanas.

A pesar de que las autoridades no les prohibieron ir desnudos, Sara González dijo que "para que no pongan inconvenientes para el año que viene se decidió mínimo llevar la parte de abajo cubierta". Así, los participantes vistieron ropa interior blanca y roja y muchos de ellos llevaban anudado al cuello un pañuelo rojo y unos cuernos de toro en la cabeza.

Un gran número de curiosos, vecinos y comerciantes se acercaron al paso de los manifestantes para comprobar 'in situ' el desarrollo de la marcha, que estuvo vigilada por agentes de la Policía Municipal y de la Policía Nacional.

Algunos de los manifestantes y de los curiosos quisieron tener un recuerdo del momento inmortalizando con sus cámaras de fotos, de vídeo o teléfonos móviles a los participantes de la marcha.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies