El Senado uruguayo acepta la renuncia de Nicolini, el senador izquierdista que obtuvo el 'carnet de pobre'

Publicado 07/02/2007 19:01:03CET

MONTEVIDEO, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Senado de Uruguay aceptó hoy por unanimidad la renuncia voluntaria del senador del Movimiento de Participación Popular (MPP), Leonardo Nicolini, quien presentó su dimisión después de que una revista uruguaya publicase la semana pasada que había obtenido --mediante la declaración falsa jurada por un familiar-- un 'carnet de pobre' con el que pudo ser intervenido quirúrgicamente, sin coste, a pesar de percibir un salario mensual de 3.378 euros.

Los senadores aprobaron por 30 votos sobre 30 la propuesta de renuncia voluntaria del senador Nicolini. El senado de Uruguay consta de 31 representantes, pero en este caso, el afectado no estuvo presente.

La primera representante en tomar la palabra en la Cámara fue la senadora del MPP, Lucia Topolansky, después el representante del Partido Nacional, Francisco Gallinal y a continuación el representante del Partido Colorado, Washington Abdala.

Topolansky repasó las circunstancias que llevaron a los políticos a solicitar la renuncia de Nicolini, después de que se diera a conocer el caso del 'carnét de pobre'. La senadora dijo que este es un gesto político hacia los uruguayos que deben demostrar la mayor transparencia posible. "Dejamos expresa constancia de que no se trata de un juicio" a Nicolini, declaró Topolansky, según informa el diario uruguayo 'El Observador'.

Para el senador de la bancada nacionalista, Francisco Gallinal, la irregularidad se dio a conocer a través de una publicación el pasado jueves, sin embargo, la intervención quirúrgica en el hospital Pasteur --sin coste-- y la adjudicación de la asistencia gratuita del ministerio de Salud Pública, se produjeron en diciembre.

El senador Francisco Gallinal, del opositor Partido Nacional, dijo que esperaba un juicio político. "Era la oportunidad para que el senador Nicolini pueda fundamentar, no simplemente lavarse las manos con una renuncia", indicó.

Nicolini aceptó que hubo errores administrativos pero que ya comenzó a enmendarlos a través del pago de cuotas de 25.000 pesos (1.000 dólares) con los que está sufragando la intervención renal que le hicieron en el hospital Pasteur.

Precisamente el senador con el 'carnet de pobre' emprendió una campaña por presunta corrupción en la importación de material para Salud Pública durante el Gobierno de Luis A. Lacalle (1990-1995)

El caso está ahora en manos de la justicia, que determinará las posibles responsabilidades del senador por falsificación documental por declaración jurada en la que se aseguraba que Nicolini no tenía ingresos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies