Más de 400 muertos y millones de personas sin casa por las últimas inundaciones en el sur de Asia

 

Más de 400 muertos y millones de personas sin casa por las últimas inundaciones en el sur de Asia

Publicado 08/08/2007 13:52:11CET

El monzón sacude a India, Nepal y Bangladesh, los países más afectados, y tormentas tropicales golpean a Vietnam y Filipinas

NUEVA DELHI, 8 Ago. (EP/AP) -

Más de 400 personas han muerto y millones han perdido todo lo que tenían al tener que abandonar sus hogares por las fuertes lluvias, relámpagos y posteriores inundaciones que están arrasando el sur de Asia, desde Nepal hasta Filipinas. En unos casos por el monzón de todos los años y en otros por las tormentas, las pérdidas materiales son incontables y ahora aparece el temor a las enfermedades que transmiten los insectos, así como las aguas estancadas.

Las autoridades sanitarias indias han desinfectado pozos de agua y distribuido tabletas de cloro, comida y agua limpia entre los miles de habitantes que con prisa regresaban a su hogares o a lo que les queda de ellos mientras los altos niveles de las aguas comenzaban a descender, según informaron las autoridades.

La mayoría de los afectados ha hecho caso omiso de las advertencias de autoridades como las del estado de Uttar Pradesh de que no volvieran hasta dentro de un día o dos para permitir que los campos se recuperaran de las inundaciones, explicó L.B. Prasad, director general de Servicios Sanitarios.

En las últimas dos semanas, el incremento de lluvias del monzón en el norte de India, Bangladesh y Nepal ha provocado que muchos ríos se hayan desbordado, se hayan inundado plantaciones y al menos 390 personas hayan muerto, mientras que unos 19 millones se han quedado sin hogar.

Desde que comenzó el monzón el pasado mes de junio, más de 1.200 personas han fallecido sólo en India, según datos del Gobierno, a los que hay que añadir las cifras de Bangladesh y Nepal, que se cuentan por cientos.

Por el peligro a las enfermedades a consecuencia de las inundaciones, ya que el agua estancada atrae a mosquitos y otros insectos y puede provocar diarrea y gastroenteritis, los habitantes han recibido tabletas de cloro para limpiar el agua que beben y han sido advertidos de que en los próximos días no dejen de tomar precauciones.

Además, las organizaciones humanitarias internacionales han alertado de una inminente crisis sanitaria si las ayudas no llegan a los millones de personas que en el sur de Asia se han visto obligadas a abandonar sus hogares. Las previsiones meteorológicas anuncian más precipitaciones en una región que ya ha resultado devastada.

COMIDA, AGUA LIMPIA Y MEDICINAS

Aprovechando el descanso que han dado las lluvias esta semana, los trabajadores humanitarios, los gobiernos y los ejércitos de India, Nepal y Bangladesh han repartido urgentemente comida, agua limpia y medicinas para prevenir las enfermedades, aunque la magnitud del desastre hace parecer pequeños estos esfuerzos.

"Muchas de las zonas afectadas son hogar de comunidades pobres que sufren la falta de servicios sanitarios e higiénicos", explicó Marzio Babille, el director de Salud del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en India, quien alertó de que las aguas estancadas son un caldo de cultivo para la diarrea y otras enfermedades, que si no se previenen pueden llegar a niveles de epidemia.

Babille indicó que la gente también corre el riesgo de sufrir infecciones en la piel, malaria, leptospirosis y dengue. Los niños, que representan el 40 por ciento de la población del sur de Asia, son particularmente susceptibles a estas enfermedades.

En India, las autoridades señalaron que el problema radica en la contaminación de los pozos. Las cifras hablan de más de 1.000 personas enfermas en el estado de Uttar Pradesh, principalmente por cólera y gastroenteritis. Asimismo, en Bangladesh se han conocido 1.400 casos de diarrea esta semana, indicó Fadela Chaib, portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) y UNICEF han estado distribuyendo provisiones de comida de emergencia para miles de personas en Bangladesh y Nepal, mientras que India todavía no ha solicitado ayuda humanitaria, explicó el portavoz del PAM, Simon Pluess, en Ginebra.

VIETNAM

Aparte del monzón, los vietnamitas también han sufrido los efectos de las lluvias, llegadas esta vez en forma de tormentas. Al menos 38 personas han muerto y otras 12 están desaparecidas en la peor tormenta tropical que ha azotado Vietnam este año, según informaron las autoridades.

Mientras las fuertes lluvias continuaban en las provincias del centro del país, los cadáveres de cuatro personas fueron recuperados ayer en Daklak, elevando a 11 el número de víctimas mortales en esta región, mientras que otros nueve fueron recuperados de las aguas tras días desaparecidos.

Asimismo, los relámpagos de la tormenta han matado ya a tres granjeros en la provincia de Ha Tinh y otras siete personas perdieron la vida por una inundación por la que se vieron sorprendidas. "El balance de víctimas mortales podría aumentar si el tiempo no mejora en los próximos días", explicó Trinh Nhu Tien, responsable de emergencias en el Gobierno provincial.

Por otro lado, en la provincia de Lam Dong las inundaciones han provocado la muerte de al menos cuatro personas y otra permanece desaparecida después de que fuera arrastrada por las aguas. Asimismo, un niño de 13 años falleció al caerle encima un árbol.

En las provincias de Nghe An, Phu Yen y Gia Lai también murieron tres personas, una en cada región, y dos más han sido dadas por desaparecidas en Dac Nong. Por su parte, en la provincia de Quang Binh no se ha informado de fallecimientos, pero se espera que se hable de víctimas en las próximas horas, ya que las precipitaciones han sido las más fuertes en 30 años.

FILIPINAS Y TAIWÁN

Por otra parte, esta semana la tormenta tropical Pabuk golpeó de lleno a Filipinas y de refilón a Taiwán. En el primero ya han muerto al menos 11 personas, mientras que en el segundo se interrumpieron los suministros de energía en 3.000 viviendas y se cerraron escuelas y oficinas.

La tormenta Pabuk intensificó las lluvias del monzón en Filipinas, causando desplazamientos de tierras que sepultaron siete casas y mataron a al menos diez personas el pasado lunes en la ciudad de Maco, en la provincia del Valle de Compostela (sur del país), según informó el Gobierno. Unos 80 residentes tuvieron que ser evacuados de sus hogares debido a los temores de que se produjeran más corrimientos de tierra.

Pabuk, junto a una nueva tormenta generada en la costa noreste de Filipinas, llevó más lluvias durante la noche que provocaron más desplazamientos de lodo que enterraron una casa en la que había un niño de 9 años, aunque se cree que podría haber alguien más.

Asimismo, en la ciudad de Antipolo, al este de Manila, policías y bomberos rescataron hoy a cinco niños que habían quedado atrapados entre los escombros de su casa después de que las paredes se vinieran abajo durante un aguacero. Todos fueron trasladados al hospital con heridas leves después de haber estado durante horas gritando auxilio.

La capital de Filipinas tampoco se ha librado de los efectos de las fuertes lluvias, aunque han sido menores que en otras partes del país. No obstante, muchas calles se inundaron y los colegios tuvieron que cerrar y la mayoría de los habitantes no puede llegar a su lugar de trabajo, según las autoridades.

Además, un tornado echó abajo los techos de paja y metal de más de 20 infraviviendas en un poblado granjero de la provincia de Bulacan, situado al norte de Manila, obligando a sus habitantes a refugiarse en casas de familiares o vecinos, aunque no se registraron daños personales o materiales.

La tormenta Pabuk se desplazó a la zona montañosa del norte de Filipinas poco antes del mediodía de hoy y sus efectos llegaron hasta Taiwán, lo que provocó intensas lluvias pero sin causar importantes daños, según el Centro Meteorológico del país. No obstante, oficinas y escuelas fueron cerradas.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies