Toma el dinero y corre.

MADRID, 14 May. (OTR/PRESS) -

   Uno creía que los ataques desde los salmones anglosajones contra la economía española estaban amainando, una vez logrado el objetivo de que el nuestro sea un país barato para invertir. Pero no: vuelven las cantinelas sobre que España no es lugar seguro y un diario británico presuntamente respetable ha llegado a imprimir el consejo de que quienes tengan dinero en España lo saquen mientras aún tengan tiempo para hacerlo. Da lo mismo que el Fondo Monetario Internacional y las perezosas estructuras europeas hayan negado que nuestro país esté en bancarrota; el mal ya está hecho y el euro, que probablemente era de lo que se trataba, ha recibido un nuevo varapalo que lo deja tiritando aún más. La pérfida Albión, cuyos ministros incluso se quieren bajar del tren de la UE, sigue desestabilizando a la Vieja Europa, sin importarle las consecuencias de lo que hace, porque esas consecuencias son buenas, creen, para el espléndido aislamiento de la Isla.

   Dirá usted, amable lector, que acaso exagero: esta vez ha sido un solo periódico, y ni siquiera de los salmónidos, el que ha aconsejado a quienes puedan hacerlo que tomen el dinero que tienen en España y corran. Pero no exagero: el daño que se ha hecho a España desde los comentarios de medios internacionales presumiblemente respetables ha sido mucho mayor incluso que ciertos traspiés de nuestros propios gobiernos, y ya es decir. Y nada de eso es casual: claro que respeto la libertad de expresión, claro que no quiero jugar con tesis conspirativas; pero hay patrones que imponen modas, y moda es ahora sacudir de manera inmisericorde a una nación llena de ciudadanos pesimistas y desalentados que no quiere, puede o sabe defenderse adecuadamente y cuya 'marca España' simplemente no funciona porque no saben/sabemos cómo hacerla funcionar.

   De paso, diré que tampoco marcha bien la 'marca Europa', y por las mismas razones. Estos 'cabezas de huevo' instalados en el eurocracia no se dan cuenta -o sí se dan, lo que es peor-- de que un ataque subrayando la presunta insolvencia de España tiene al euro como diana. Luego pasa lo que pasa y nos enteramos de que más de la mitad de los ciudadanos europeos ya son convencidos euroescépticos. Cui prodest?


Comentarios de los lectores
Comentar esta noticia
 

       

  


 

© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies