Buscar

Salir de dudas.

MADRID, 29 Ene. (OTR/PRESS) -

   La victoria de Syriza en las elecciones griegas nos va a permitir salir de dudas. Vamos a saber lo que son, lo que quieren y, sobre todo, lo que hacen. La ventaja de estar en la oposición es que no tienes que probar nada de lo que dices, ni presentar resultados. Puedes prometer lo que te dé la gana y criticar todo lo que desees, incluso aquello con lo que estás de acuerdo. Nadie recuerda las promesas de quien pierde unas elecciones, sean 800.000 puestos de trabajo, una renta social para todas las familias o luz, agua y transporte público gratis total. Lo malo es si ganas. Creo que era Mark Twain el que decía que "más vale no abrir la boca y parecer estúpido que hablar y disipar las dudas".

   Así que es bueno que los que opinan sobre todo y descalifican a todos, tengan que hacer algo más para sacarnos de dudas. Susana Díaz ha hecho que "Podemos" tenga que presentar un programa electoral, en lugar de esperar a que el descrédito de los demás, les lleve al triunfo sin necesidad de ofrecer ningún bagaje intelectual, político o económico. Los que critican a los defraudadores que se quedan con nuestro dinero, porque no pagan impuestos, y dan lecciones de ética a todo el mundo deben ahora explicar por qué es éticamente aceptable crear sociedades ficticias dos años después de realizar un trabajo para no facturarlo como tocaba. O por qué no han ingresado en su empresa real -la que les paga, la Universidad- el porcentaje estipulado por contrato. O como se recibe una beca de un amigo, se incumplen las condiciones del contrato y se contrata después al amigo para otros trabajos... Si lo hacen unos, es corrupción. Si lo hacen otros, es libertad en el uso de sus remuneraciones que, además, van a "fines sociales altruistas".

   No es malo que los griegos comprueben lo que les va a pasar cuando quien les gobierna se gasta un dinero que no tiene y quiere dejar de pagar lo que debe a quienes se lo hemos prestado. ¿Apoyará Podemos que Grecia no pague su deuda con España? Salgamos de dudas.

   No es malo que se descubra que alguien en Cataluña se ha hecho millonario y ha triplicado su capital con una herencia paterna de la que no hay pruebas y con una gestión de la que tampoco hay libros ni gestores vivos. Salir de dudas es siempre mejor que vivir en ellas. Salvo para los que viven y se aprovechan de la duda. Las cuentas bancarias de Monedero o de los Pujol no se rigen por los mismos criterios que las de cualquier ciudadano. Decía Omar Khayyan que "entre la fe y la incredulidad, un soplo; entre la certeza y la duda, un soplo. Alégrate de este soplo presente donde vives, pues la vida misma está en este soplo que pasa". Lo malo es eso, que pasa y se descubre todo. Los "incorruptibles" no lo son. Los que predican la ética no la cumplen. Los que exigen ejemplaridad no pueden impedir que sus vergüenzas les dejen desnudos.


 

© 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies