Los asesinatos de líderes sociales en Colombia preocupan a la ONU y al presidente Santos

 

Firmas

Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Los asesinatos de líderes sociales en Colombia preocupan a la ONU y al presidente Santos

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos
STRINGER ./REUTERS
Publicado 22/11/2016 17:42:44CET

Temor ante la posibilidad de que la violencia socave una paz estable y duradera entre el Gobierno y las FARC

MADRID, 22 Nov. (OTR/PRESS) -

La Organización de Naciones Unidas ha manifestado su preocupación tras la multiplicación de asesinatos de líderes comunales y defensores de Derechos Humanos en medio del proceso de paz que mantiene el Gobierno de Juan Manuel Santos con las FARC.

Santos reveló durante el fin de semana que había convocado a la Comisión de Alto Nivel de Derechos Humanos "para tomar acciones" tras los últimos asesinatos. Además, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, ha designado a 21 investigadores para resolver estos casos.

Existe el temor entre las organizaciones sociales afectadas de que la violencia pueda socavar la confianza en una paz que sea estable y duradera, en la víspera de la firma del nuevo y definitivo acuerdo de paz entre el Gobierno y la guerrilla.

EL 'PLAN PISTOLA'

Las FARC han instado al presidente del país a aplicar cuanto antes el acuerdo sobre garantías de seguridad para que finalice lo que denominan "genocidio" de líderes sociales". Han reclamado a Santos que "siente su posición y compromiso, no con las FARC, sino con el pueblo colombiano en general, con relación al 'Plan Pistola' que se viene ejecutando contra dirigentes populares en todo el país".

"Es muy dramática y preocupante la situación: más 200 muertos en lo que va corrido del año" y tres muertes y dos atentados en las últimas 48 horas, "con un total manto de impunidad", han indicado. "Un nuevo genocidio está en marcha contra líderes sociales y campesinos", ha alertado la guerrilla.

Las FARC han acusado de "estos asesinatos selectivos de carácter político" a "los mismos que han cosechado dinero, poder y privilegios, gracias a la guerra fratricida", para quienes "no hay, ni habrá acuerdo de paz alguno que les satisfaga, por bueno que este sea, porque lo que quieren es que la guerra continúe".

En medio de esta nueva crisis en el acuerdo de paz, la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA), que ya se había mostrado preocupada por la seguridad de los líderes sociales, anunció el lunes el envío de misiones de verificación de lo sucedido a las zonas donde han acaecido los asesinatos.

Mientras la situación se complica de nuevo, el jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Rodrigo Londoño, alias Timochenko llegó a la capital del país acompañado de líderes de la guerrilla en la jornada del lunes procedente de La Habana, para ultimar los flecos del acuerdo de paz alcanzado con el

Gobierno. Las partes tienen previsto discutir los detalles del nuevo texto que en esta ocasión será ratificado por el Congreso y no a través de un plebiscito.

El pasado 2 de octubre los colombianos rechazaron en un refrendo popular el acuerdo inicial firmado entre las FARC y el Gobierno de Santos, lo que obligó a ambas partes a volver a la mesa de negociación e incorporar al proceso sugerencias de quienes rechazaron el primero de los acuerdos.

El nuevo documento, que ha sido elaborado en La Habana hace dos semanas, recoge modificaciones en temas de justicia transicional, participación política, propiedad privada y drogas.

Representantes del 'no', como el expresidente Pastrana, siguen rechazando la última versión del acuerdo ya que "no se hicieron los cambios sustantivos que se solicitaron y fueron determinantes para que el acuerdo inicial fuera rechazado por la mayoría de los colombianos en las urnas".

RESUCITAR EL DIÁLOGO CON EL ELN

Además del nuevo documento de paz redactado en La Habana con las FARC, varios miembros de la delegación del Gobierno han viajado a Quito para tratar de impulsar el diálogo con la segunda guerrilla del país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que lleva meses paralizado.

Según Caracol Radio, Eduardo Herrera, Alberto Ferguson y Luz Helena Sarmiento se han trasladado a la capital ecuatoriana para reunirse con los representantes del ELN e intentar activar las negociaciones de paz.

El diálogo entre el Gobierno y el ELN se anunció el pasado 31 de marzo y debía haber comenzado dos meses después en Quito, pero se suspendió por la negativa del grupo armado a liberar a los rehenes.

El Ejecutivo asegura que hasta que el excongresista Odín Sánchez no sea liberado por el ELN y esté "sano y salvo", no habrá diálogo. Por su parte, los líderes guerrilleros reclaman para la liberación de Odín el indulto de al menos dos presos.

OTR Press

Andrés Aberasturi

A Fernando Blanco, padre de Nadia

por Andrés Aberasturi

Fermín Bocos

Dos jueces

por Fermín Bocos

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies