Antonio Alberca, abogado defensor: "Gracias a personas como Rafa Zouhier podemos dormir tranquilos"

 

Antonio Alberca, abogado defensor: "Gracias a personas como Rafa Zouhier podemos dormir tranquilos"

Actualizado 22/06/2007 21:20:22 CET

- "En este procedimiento hay que ser superinocente porque con ser inocente no basta", señala el letrado del confidente

MADRID, 22 Jun. (OTR/PRESS) -

El abogado de Rafa Zouhier, acusado en el juicio del 11-M por haber cooperado en la operación de compra-venta de explosivos entre el ex minero asturiano Emilio Suárez Trashorras y Jamal Ahmidan 'El Chino', asentó las bases de su alegato final en el papel de confidente que jugaba Zouhier para con la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil. "Gracias a personas como Rafa Zouhier podemos dormir tranquilos", llegó a proclamar en un momento de su alegato el abogado, que retomó unas palabras de su cliente en las primeras jornadas del proceso para ponerlas a su favor: "en este procedimiento hay que ser superinocente, porque con ser inocente no basta".

Alberca defendió que su cliente, "siempre que ha tenido una información", se la ha dado en tiempo real a sus controladores. "Ha cumplido", aseguró el letrado, quien dijo que Rafa Zouhier sería esquizofrénico como Trashorras si, en primer lugar, hubiera denunciado que Antonio Toro y el ex minero asturiano traficaban con explosivos, luego se hubiera puesto a traficar con ellos, después hubiera participado en la comisión de los atentados del 11-M y por último lo hubiera denunciado.

"Rafa Zouhier siempre estuvo al lado de lo que él creía la Ley", proclamó Alberca, explicando que parece que las Fuerzas de Seguridad esperaban que su confidente hubiera informado también sobre cosas que no conocía. "Rafa sólo es un confidente, no un mentalista, un telépata o un adivino", señaló el abogado, que puso en duda que si Zouhier hubiera alertado a la UCO de la masacre se hubieran evitado los atentados: "¿Ustedes creen que si Rafa hubiera sabido lo de los atentados y hubiera avisado se hubieran evitado? Yo creo que no".

En este sentido, Alberca aseguró que la Guardia Civil "no hizo nada" con los datos que ofrecía su defendido. "Esa información no llegó a ningún sitio", criticó, al tiempo que consideró que a partir de ahora nadie se ofrecerá para ser confidente ya que "te achacan el delito con tal de salvar ellos sus responsabilidades". "Rafa lleva tres años metido en la cárcel y a su controlador lo ascienden, no ha estado ni un solo día suspendido de sueldo", denunció, añadiendo que Zouhier "no tiene una deuda con la sociedad sino que es la sociedad la que tiene una deuda con él".

"Gracias a personas como Rafa Zouhier podemos dormir tranquilos", llegó a asegurar en un momento del alegato el abogado, que trató de demostrar que su cliente no fue el que puso en contacto a Trashorras con 'El Chino', dado que "todo el tráfico de llamadas que existe" es entre el ex minero y el islamista, además de que Zouhier nunca estuvo ni en Asturias ni en la finca de Morata de Tajuña. Por último, el abogado retomó una frase de Zouhier que motivó la primer reprimenda del juez Gómez Bermúdez -cuando, al principio de su declaración, se declaró 'superinocente'- para usarla en su favor: "En este procedimiento hay que se superinocente porque con ser inocente no basta", destacó.

VÍCTIMAS DE LA PRESENCIA DE ETA

Por otro lado, el abogado Juan Carlos Herranz, que representa a Antonio Toro, descalificó las declaraciones de varios testigos protegidos que implicaron ya en el año 2003 a su defendido en negocios relacionados con el tráfico de explosivos y aseguró que este acusado "ha sido víctima del interés de algunos de meter a ETA en este asunto". Así, mencionó que durante la fase testifical de la vista oral un miembro de las Fuerzas de Seguridad declaró ante el tribunal que 'Nayo' le había confesado que Toro alardeaba de conocer a miembros de la banda terrorista ETA, y explicó que entiende que el único motivo por el que un agente hiciera esta mención es "el interés por introducir" a la banda terrorista en este juicio.

Herranz destacó que entonces se pensó "si relacionamos a ETA con Toro ya tenemos a ETA metida en los atentados". Aludió también a la intervención en este tema de "un medio claramente hostil a la instrucción" que dió credibilidad a las declaraciones de estos testigos protegidos. Antonio Toro, ex cuñado de José Emilio Suárez Trashorras, está acusado de los delitos de colaboración con organización terrorista, suministro de sustancias explosivas y asociación ilícita por los que la Fiscalía solicita un total de 23 años de prisión. Toro conoció en la cárcel de Villabona a Zouhier al que puso en contacto con el ex minero asturiano, junto al que se dedicaba a la venta y tráfico de explosivos a cambio de droga.

OTR Press

Fernando Jáuregui

Dos comités de crisis, dos

por Fernando Jáuregui

Esther Esteban

No tenemos miedo

por Esther Esteban

Charo Zarzalejos

Juana no está en mi casa

por Charo Zarzalejos

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies