Marsans encarga 61 aviones a Airbus, entre ellos cuatro 'superjumbos'

Actualizado 07/11/2008 20:30:53 CET

- Air Comet recibirá 31 de las aeronaves, y se convertirá en la primera aerolínea española en ser cliente del A350-900

TOULOUSE (FRANCIA), 7 Nov. (OTR/PRESS) -

Marsans ha confirmado un multimillonario pedido de 61 aviones a Airbus, de los que cuatro son del modelo A-380, el avión de pasajeros más grande del mundo, conocido como 'superjumbo'. El valor de la compra asciende a los 7.800 millones de dólares (más de 6.000 millones de euros), según informó el presidente del grupo de viajes, Gonzalo Pascual. Además, el pedido incluye la firma de dos opciones de compra más de este modelo.

El primer 'superjumbo' adquirido por el grupo Marsans lo recibirá a finales de 2010. Será uno de los 61 aviones que incluye el pedido, entre los que se encuentran los cuatro 'superjumbos', cinco A330-200, diez A350-900 y 42 aviones de la familia A320, de los que 31 tendrán como destino modernizar la flota de Air Comet, que por otra parte será la primera aerolínea española en ser cliente del A350-900.

Pascual mostró su confianza en el sector turístico español e internacional a pesar de la crisis financiera, y se declaró optimista en la realización de una inversión de estas características a pesar del contexto financiero. "No nos tenemos que arrugar porque si nos arrugamos no salimos", señaló. En este sentido, el sector aéreo "es el que mejor resiste las crisis", matizó.

Sin embargo, el director operativo de clientes de Airbus, John Leahy, que presentó el acuerdo junto a Pascual, reconoció que la situación del sector aéreo es desfavorable en estos momentos, pero destacó que el constructor europeo cuenta con un 'backlog' de pedidos de 3.700 aviones y que el mercado aéreo ha sobrevivido a numerosas crisis en los últimos años.

POSIBLE COMPRA DE SPANAIR

Por otro lado, Pascual aseguró que el grupo Marsans estará atento a posibles compras, si benefician a la compañía. Sobre Spanair, que ahora mismo se encuentra en manos del grupo sueco SAS y que está llevando a cabo un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), el presidente del grupo afirmó que "quizá sea mejor crear a mejorar".

Respecto a la controvertida aerolínea, Pascual recordó que él fundó y creó Spanair, por lo que siente un cierto apego a la compañía. No obstante, señaló que no existen negociaciones de ningún tipo con el grupo SAS, aunque no descartó su interés en la misma en el caso de que la compañía sueca la pusiera a la venta nuevamente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies