Greenpeace critica la construcción de tres millones de nuevas viviendas en las costas españolas

Actualizado 26/06/2007 19:41:51 CET

- Los ecologistas proponen impedir la creación de viviendas asociadas a campos de golf y puertos deportivos

MADRID, 26 Jun. (OTR/PRESS) -

'Destrucción a toda costa 2007'. Ese es el nombre de un estudio denuncia presentado hoy por Greenpeace sobre la construcción masiva en el litoral español, según el cual los planes urbanísticos de los municipios costeros prevén la creación de tres millones de nuevas viviendas. Demasiadas, según la organización ecologista, y la mayoría por intereses privados. Para solucionar este urbanismo salvaje, Greenpeace propone impedir la creación de urbanizaciones asociadas a campos de golf o puertos deportivos y desclasificar suelo urbanizable urgentemente.

Las costas españolas son lugares jugosos en materia urbanística y turística. Greenpeace ha detectado la existencia de 99.519 viviendas ilegales, y nada menos que 2.999.743 proyectadas. La comunidad que lidera la lista negra de la organización es Andalucía, que planea casi 700.000 nuevas viviendas, 200 campos de golf o 9.051 amarres deportivos. Además, registra la mayoría de casos de corrupción y viviendas ilegales.

Por detrás figuran por este orden las Islas Canarias, Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Galicia, Baleares, Cataluña y Cantabria. País Vasco y Asturias ocupan los últimos lugares de la lista, pero no permanecen exentas de problemas, especialmente en nuevas construcciones de viviendas y campos de golf.

Los datos de todas las regiones suman 99.159 viviendas ilegales, 89 casos de corrupción urbanística bajo investigación, 316 proyectos de campos de golf y 112 de puertos deportivos o ampliaciones, 202.250 plazas hoteleras, y 350 municipios con vertidos ilegales. Datos alarmantes, según Greenpeace.

FRENO A LAS CIUDADES VACACIONALES

El urbanismo salvaje y la corrupción se convierten en caballo de batalla para Greenpeace. El informe publicado propone también soluciones, como impedir la construcción de viviendas asociadas a campos de golf o puertos deportivos, sobre todo sin un estudio previo de consumo de agua y energía. Asimismo, considera urgente la desclasificación del suelo urbanizable.

En cuanto al turismo, Greenpeace advierte del desajuste entre número de visitantes, ingresos y plazas hoteleras. Así, mientras que el la cifra de turistas no para de crecer, los ingresos en el sector descienden. Pese a esta bajada de la rentabilidad, existen planes para construir 202.500 nuevas plazas hoteleras, la mayoría de ellas en Andalucía. La sostenibilidad y las perspectivas de futuro deberían primar en un análisis objetivo de la situación real del sector, según la organización.

También alertan los ecologistas sobre el cambio climático, que permanece desapercibido para las estrategias políticas, criticando especialmente los planes del Ministerio de Medio Ambiente. Las autoridades deberían poner en marcha previsiones en el litoral y primar la energía renovable para anticipar unas posibles subidas de los niveles costeros.

El informe 'Destrucción a toda costa' recoge, además, otros impactos relevantes en el litoral español. Greenpeace hace hincapié en la construcción de diques en el entorno de las playas urbanas de Barcelona, 38.000 amarres en puertos deportivos y la contaminación.

 

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Pasión por los libros

por Francisco Muro de Iscar

Fernando Jáuregui

Bailando un Valls con quien sea

por Fernando Jáuregui

José Luis Gómez

Cambios que hacen historia

por José Luis Gómez

Victoria Lafora

Montoro

por Victoria Lafora