TSJ canario y alcalde de Tenerife llaman a la calma ante el conflicto del carnaval

Actualizado 09/02/2007 20:12:29 CET

- La Ley del Ruido prevé excepciones para actos culturales

SANTA CRUZ DE TENERIFE/MADRID, 9 Feb. (OTR/PRESS) -

El carnaval de Santa Cruz de Tenerife ha comenzado a hacer ruido sin que hayan comenzado siquiera los pasacalles. Pero este ruido tiene forma de suspensión cautelar y viene de los juzgados. Un minúsculo grupo de vecinos y las autoridades de la ciudad se enfrentan por el cambio de ubicación de algunos actos ante los elevados decibelios que pueden generar. El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) llama a la calma vecinal y asegura que la suspensión es "cautelar" y referente a algunos actos determinados. También ha pedido "calma, tranquilidad y respeto" el alcalde local, Miguel Zerolo. La Ley del Ruido es clara en este sentido y prevé excepciones cuando se traten de "actos de especial proyección oficial, cultural, religiosa o de naturaleza análoga".

Ante la gran controversia suscitada a pocos días del inicio del carnaval chicharrero, el TSJ de Canarias aclaró en un comunicado que "no se ha suspendido la celebración de los carnavales del presente año", sino que "provisionalmente" se ha restringido la organización "de actos musicales nocturnos en la zona centro de la ciudad". Además, se pide calma y se precisa que "las comunidades de vecinos demandantes no pretenden la suspensión de la gala de elección de la Reina de Carnaval, la cabalgata, el coso u otros actos similares". No obstante, todas las partes implicadas se reunirán el próximo lunes día 12 para tratar de llegar a un acuerdo y adoptar "una decisión definitiva".

Más pragmático se muestra el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, quien llama a la calma, pero reclama una solución "racional". "No se puede celebrar un carnaval sin música", aseguró hoy en declaraciones a TVE recogidas por OTR/Press. Las fiestas "estaban antes de que los vecinos fueran a vivir allí", recuerda", y sus suspensión podría producir un "mal mucho mayor a la ciudad". En otra entrevista a RNE, Zerolo aseguró que quiere evitar que los demandantes "se carguen" un carnaval "con el que no pudieron acabar ni el hambre, ni las epidemias, ni la guerra civil, ni la emigración, ni las dictaduras". El abogado de los vecinos, Felipe Campos, acusó al alcalde de pronunciarse sobre el caso "en clave electoralista" y antepuso el derecho al descanso sobre el del ocio y la fiesta.

LEY DEL RUIDO

En un comunicado remitido hoy por el Ministerio del Medio Ambiente, el Gobierno ha tomado parte en la polémica del carnaval tinerfeño recordando que la Ley del Ruido establece en su artículo 9 que las Administraciones podrán suspender temporalemnte el cumplimiento de los objetivos de calidad acústica en determinadas festividades culturales.

Por su lado, el presidente del Gobierno canario, Adán Martín, dice que los ciudadanos "no se van a resignar". "Espero que se encuentre una solución porque es una fiesta de enorme magnitud",asegura, "muy tradicional" en la isla. También valoró en su justa medida "la tranquilidad de las personas", que califica de "importante", por lo que propone "buscar fórmulas para ayudar a resolver el problema por la vía del encuentro.

OTR Press

Pedro Calvo Hernando

Ni Rajoy ni Puigdemont

por Pedro Calvo Hernando

Esther Esteban

Patria

por Esther Esteban

Julia Navarro

Entre las sombras

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies