Ebro Puleva estudia vender su negocio azucarero o escindirlo para sacarlo a bolsa

Actualizado 05/05/2008 15:06:14 CET

- En caso de materializarse la operación, la cifra de negocio del Grupo pasaría a ser de 2.031 millones de euros

MADRID, 5 May. (OTR/PRESS) -

El consejo de administración de Ebro Puleva ha decidido plantear a la junta general de accionistas la venta o la escisión y salida a Bolsa de su negocio azucarero. En caso de que se materialice la operación, la cifra de negocio de Ebro Puleva se reduciría un 24%, hasta los 2.031 millones de euros, y el beneficio operativo un 26%, alcanzando los 226 millones. El mercado ha dado el visto bueno a este anuncio con subidas en la cotización de la empresa azucarera cuya negociación en bolsa estuvo suspendida en las primeras horas de la mañana.

Las reformas del sector aplicadas por la Unión Europea han llevado a Ebro Puleva a realizar cambios en su división del azúcar, que ya no le es tan rentable. Una de las medidas planeadas fue la reconversión de parte de su negocio azucarero en una nueva división de energías renovables, con especial énfasis en la producción de biocombustible.

Hoy la empresa de alimentación ha anunciado que propondrá el próximo mes, en su junta de accionistas, la posible venta o escisión y posterior salida a bolsa de su negocio azucarero. La compañía alimenticia precisó que la propuesta también incluye tanto otros negocios agroindustriales relacionados con la rama azucarera del grupo como otras divisiones de menor importancia que no formen parte del núcleo de negocios estratégicos.

El máximo órgano ejecutivo de la compañía pedirá autorización a los accionistas, en la junta general que se celebrará el próximo lunes 9 de junio, para iniciar "los estudios y contactos pertinentes para explorar ambas posibilidades", delegando en éste la ejecución de la operación en un plazo de dos años así como la posibilidad de "desistir de la misma si las condiciones del mercado llegan a aconsejar que no se realice".

En caso de que los accionistas den su aprobación, el consejo tendrá facultad para elegir entre la venta o escisión en función de las circunstancias de los mercados. Además, determinará el perímetro exacto de "los negocios activos y pasivos, derechos y obligaciones" del grupo incluidos en la operación. Asimismo, el máximo órgano ejecutivo será quien determine las condiciones del contrato de compraventa o de la operación de escisión, que podrá ser "total o parcial".

VIABILIDAD DEL NEGOCIO

El grupo considera que una operación de estas características es "conveniente" en un momento en el que se ha "asegurado la viabilidad y estabilidad del negocio azucarero para los próximos años", tras culminar la reforma de la OCM del azúcar.

Ebro Puleva estima que la operación aportaría valor a los accionistas, al tiempo que permitiría tratar de modo individualizado el proyecto del negocio azucarero para su futuro a medio y largo plazo, sin verse "limitado" por estar integrado en un conjunto de negocios "fundamentalmente marquistas".

En caso de que se materialice la operación, la cifra de negocio del grupo pasaría de 2.685 millones de euros a 2.031 millones, con datos correspondientes a 2007. El beneficio bruto de exportación (Ebitda) consolidado pasaría de 306 millones a 226 millones.

Ebro Puleva señaló asimismo que la deuda se reduciría en un importe muy significativo, que se determinaría "en función de las condiciones de ejecución de la operación". También experimentaría una "variación significativa" la estructura de los negocios del grupo, ya que pasarían a tener un mayor peso los negocios marquistas e internacionales, que representarían un 77% de la actividad frente al 23% de la actividad industrial.

El mercado dio esta mañana el visto bueno a este anuncio con subidas en la cotización de la compañía azucarera. Ebro Puleva regresó al parqué sobre las 10.20 horas a un precio por acción de 14,15 euros, lo que supone un repunte del 2,83% en relación al precio al que cerró el viernes (13,76 euros), y un 1,8% sobre el precio que marcaba en el momento de su suspensión (13,9 euros).

Pero este no es el único movimiento corporativo. La compañía también ha llegado a un principio de acuerdo con un grupo privado para la venta de su filial belga Herto por un precio 21 millones de euros, lo que supondrá una plusvalía de unos seis millones de euros. La ejecución de la operación está sujeta a la realización de una 'due diligence' que deberá concluir a mediados del mes de mayo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies