Un grave ataque a dos policías municipales de Bilbao tensa aún más el proceso de paz

Actualizado 11/11/2006 19:51:57 CET

- PSE y PP culpan directamente a Otegi del intento de jóvenes radicales de quemar vivo a un agente

BILBAO/MADRID, 11 Nov. (OTR/PRESS) -

Los últimos sucesos de kale borroka en Bilbao han dado una vuelta de tuerca más a la tensión que rodea al proceso de paz en las últimas semanas. A última hora de la noche de ayer, varios encapuchados asaltaron a dos policías municipales y, tras reducirles, rociaron con gasolina a uno de ellos con la intención de prenderle fuego. Sólo la intervención de otros agentes y de varios hosteleros y comerciantes de la zona impidió que los hechos fueran a más. El PSE y el PP vasco culpan directamente al líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, de la grave agresión a los dos policías y del rebrote de la violencia en las calles.

La tarde de ayer ya fue agitada en el Casco Viejo de Bilbao, donde agentes de la Ertzaintza tuvieron que realizar varias cargas contra radicales de la organización ilegal Segi que cruzaron contenedores en la calle y quemaron varios cajeros automáticos. A última hora de la noche, mientras varios policías municipales realizaban labores de control del botellón en una céntrica plaza de Bilbao, un grupo de encapuchados atacó a dos de ellos. A uno le rociaron con un spray y al otro con gasolina, con la clara intención de prenderle fuego.

Cuando otros agentes, junto a varios comerciantes y hoteleros de la zona, intervinieron para evitar la grave agresión, los radicales lanzaron un cóctel molotov contra un coche patrulla. Dos jóvenes fueron detenidos por estos sucesos esa misma noche, uno de ellos tenía 18 años. Por la mañana de hoy, varios desconocidos atacaron la Casa del Pueblo de Barakaldo del PSE con un cóctel molotov, que causó daños escasos en el marco de una ventana de la fachada del edificio.

Tanto socialistas como populares vascos coincidieron en responsabilizar por estos graves sucesos a Otegi, que ayer aseguró que si el Gobierno ponía fin "a las agresiones judiciales" contra la izquierda abertzale el iría "de pueblo en pueblo" para intentar acabar con la kale borroka. El secretario general del PSE de Vizcaya, José Antonio Pastor, avisó que los abertzales serán "los directos responsables de estos actos violentos si no condenan los mismos y hacen todo lo posible para evitar que se vuelvan a producir", al tiempo que aseguró que su partido seguirá "apostando por llevar adelante este proceso" sin "presiones ni chantajes".

OTEGI, AMIGO DEL PSE

Por su parte, el presidente del PP vizcaíno, Antonio Basagoiti, lamentó que el PSE tenga a Otegi "por compañero de mesa" cuando él y su partido son "responsables, culpables claros y directos de intentar quemar a un policía municipal". "Si ayer no impidieron el intento de quemar a un policía fue porque no les dio la gana", consideró el dirigente popular, que apostó por volver "a la firmeza, a la mano dura", porque es el único lenguaje "que ha entendido Batasuna". Además, Basagoiti advirtió que el ataque de ayer es "lo más grave ocurrido tras el alto el fuego", que, a su juicio, ya no es tal.

Mientras, la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, consideró la kale borroka de ayer una respuesta a "determinadas" actuaciones judiciales, aunque aseveró que son actos "de gravedad extraordinaria". Azkarate señaló que han sido los actos violentos "más graves" desde el alto el fuego que ETA declaró en marzo, porque hasta ayer no se había producido ningún intento de ataque personal "contra una fuerza del orden". Aunque la portavoz prefirió "no hablar de un antes y un después" de estos hechos, sí que subrayó la "gravedad extraordinaria" de los mismos.

"Hemos denunciado hasta la saciedad y lo seguiremos haciendo que determinados comportamientos judiciales no facilitan las cosas", señaló no obstante Azkarate, aunque luego añadió que tampoco "se va a ir a ningún sitio" si se responde a esas actuaciones "acrecentando" la kale borroka. Además, la portavoz del Ejecutivo autonómico apostó por seguir "trabajando y llamando a la responsabilidad", ya que, entre todos, se puede contribuir a que esto "siga adelante".

El delegado de Gobierno en Euskadi, Paulino Luesma, hizo hincapié en la especial "crueldad, sinrazón y fanatismo" de los ataques de ayer, al tiempo que advirtió que "no es posible construir ningún escenario de paz con violencia, con ataque terroristas". Tras preguntarse qué "paz se puede construir padeciendo los chantajes y las amenazas de los violentos", él mismo se respondió "ninguna, desde luego, con puntadas amenazantes, lanzando artefactos incendiarios contra las sedes de los partidos políticos o atacando con saña a quienes velan por nuestra seguridad, nuestra libertad y nuestra convivencia pacífica.

OTR Press

Esther Esteban

Víctimas devorahombres

por Esther Esteban

Charo Zarzalejos

En clave de generales

por Charo Zarzalejos

Fernando Jáuregui

De aquí a una semana

por Fernando Jáuregui

Julia Navarro

El indulto de Iceta

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies