((Sustituye a la anterior por ampliación con dos nuevos párrafos))

Actualizado 05/01/2007 22:13:53 CET

Los bomberos trabajan con cautela para rescatar el cadáver de Estacio por el riesgo de derrumbes - Tratan de acceder al coche desde la zona más alejada y utilizando máquinas para evitar que se desprendan los escombros

MADRID, 5 Ene. (OTR/PRESS) -

Gracias a una cámara endoscópica se identificó bajo los escombros del aparcamiento de la T4 el cadáver de Diego Armando Estacio, la segunda víctima mortal de ETA desde el 30 de mayo de 2003. Fueron cinco horas de trabajo hasta localizar el vehículo del ciudadano ecuatoriano sepultado bajo tres forjados y diversos coches destrozados. Según el director de Emergencias y Protección Civil del Ayuntamiento de Madrid, Alfonso del Álamo, el rescate del cadáver será "largo y difícil", ya que los bomberos tratan de acceder al vehículo por la parte más alejada y mediante máquinas, ante el grave riesgo de derrumbe.

"Fueron cinco horas de trabajos para acceder al vehículo. El capó se había plegado dando forma a una especie de jaula que dividía el coche en dos partes y, por lo que se vería, en la plaza del conductor no había nadie. Fue ahí cuando se utilizó la fibra óptica y se vio una manga y la parte inferior del antebrazo. Fue ahí cuando se tuvo la certeza de que el cuerpo de Diego Armando estaba dentro", relató Del Álamo. El Renault Clio fue localizado a las 20.35 horas de ayer en el número de plaza que señaló su novia, Verónica Arequipa, en una situación "muy compleja", sepultado bajo tres forjados y diversos coches.

El director de Emergencias y Protección Civil de Madrid subrayó la dificultad de los trabajos debido a la poca capacidad de maniobra que tienen los bomberos, que ya de por sí complicó las tareas para determinar si el cuerpo se encontraba en su interior. Del Álamo dejo claro que los trabajos de rescate del cadáver se centrarán en llegar hasta el turismo por la parte de atrás, en lo que definió como "una tarea larga, difícil", complicada además por el riesgo de derrumbes, ya que grandes placas de hormigón se encuentran en un punto crítico.

El vicepresidente del Gobierno regional, Alfredo Prada, confirmó las explicaciones de Del Álamo y añadió que la dificultad de acceso al vehículo y el riesgo de derrumbe obligó a los bomberos a recurrir a máquinas, porque la labor humana es insuficiente. "Están evitando sacar cualquier piedra porque podría suponer el desplome inmediato de todas las plantas encima de las personas que están trabajando", afirmó Prada, que dejó claro que "por delante es imposible acceder". "Las máquinas están intentando quitar el amasijo de chatarra, cemento y hormigón", explicó.

TRABAJOS DE DESESCOMBRO

De Álamo agregó además que los bomberos pudieron comprobar que el vehículo de Estacio no ha ardido por lo que "se tiene la esperanza de que se pueda identificar con los procedimientos ordinarios". Además, agregó que la familia de Estacio conoció la noticia de madrugada, sobre las 2.30 horas, y que ha expresado su deseo de trasladar los restos mortales a Ecuador cuando sea posible. Sobre los trabajos de desescombro, informó de que hasta el momento han sido encontrados 256 coches y se han retirado entre 7.000 y 7.500 toneladas de las 40.000 que se calcula que puede haber.

Mientras, un grupo de amigos de Diego Armando se acercó a media mañana a la T4 para encender velas en su memoria y destacar su calidad humana. "Era una persona muy linda, muy alegre", señaló una de sus amigas, quien apenas podía contener su emoción. El grupo de jóvenes encendió velas, entre los cientos de cirios que ya lucen en el altar improvisado en la pasarela que une la terminal con los aparcamientos. Desde ayer, este lugar se ha convertido en punto de encuentro de multitud de personas que se acercan para mostrar su apoyo a las familias de las víctimas.

DE LA VEGA, CON LOS FAMILIARES

Tal y como ya hiciera Zapatero el pasado miércoles en el caso de Carlos Alonso Palate, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se desplazó hasta el hotel Auditorium de Madrid para visitar a los familiares de Estacio y trasladarles las condolencias del Ejecutivo español.

Además, y también como ocurrió con la familia del otro ecuatoriano fallecido en el atentado de Barajas, el director general del Ayuda a las Víctimas del Terrorismo, José Manuel Rodríguez Uribes, confirmó que la familia del fallecido recibirán una indemnización de 240.000 euros. precisó que también se está gestionando una pensión extraordinaria para la madre del joven de 19 años, tal como establece la ley. También se ayudará al padre de Estacio a encontrar un trabajo fijo en Madrid, ya que hasta ahora sólo tenía un puesto temporal, mientras que al resto de los familiares que viven en España se les intentará tramitar ayudas que podrían ser para vivienda o en materia laboral.