Zapatero convoca en Moncloa al jefe del CNI mientras el PSOE admite "problemas de información"

Actualizado 05/01/2007 19:48:50 CET

- Blanco afirma que los datos de los que disponía el Ejecutivo durante la tregua "no se correspondían con la voluntad de ETA"

MADRID, 5 Ene. (OTR/PRESS) -

El Gobierno tuvo un "problema de información" durante la tregua de ETA. El secretario de Organización del PSOE, José Blanco vino así a confirmar con esta eufemística expresión lo que era evidente teniendo en cuenta que el atentado de Barajas se produjo tan solo unas horas después de que el presidente del Gobierno mostrara públicamente su convicción de que "dentro de un año estaremos mejor que hoy" para ver el final de ETA. Para tratar, entre otras cuestiones derivadas del atentado, estos "problemas de información" Zapatero -acompañado de De la Vega y varios ministros- convocó hoy en Moncloa al director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Alberto Saiz. Blanco también reconoció que los datos de los que disponía el Ejecutivo "no se correspondían con la voluntad de ETA" y realizó un llamamiento a la "autocrítica" para aprender de los errores.

Tres horas estuvo reunido Zapatero en su despacho de Moncloa con la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, los ministros de Asuntos Exteriores e Interior, Miguel Angel Moratinos y Alfredo Pérez Rubalcaba, el Secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, el Director del CNI y el Director del gabinete del Presidente del Gobierno, José Enrique Serrano.

Un encuentro en el que abordaron todo lo relacionado con la situación del aeropuerto de Barajas tras el atentado de ETA del pasado 30 de diciembre, y la estrategia a seguir en los próximos días después de la ruptura del llamado proceso de paz. Además, se abordó el estado del protocolo de seguridad que establecen habitualmente los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado después de cada atentado terrorista y las muestras de apoyo recibidos por el presidente del Gobierno por parte de Jefes del Estado y de Gobierno extranjeros.

A buen seguro Zapatero -que parece que finalmente comparecerá en el Congreso la semana del 15 de enero- abordó también con los máximos responsables de seguridad del Estado esos "problemas de información" de los que hoy habló Blanco que reconoció la necesidad de hacer autocrítica sobre el proceso y afirmó que la información que tenía el Gobierno en esos momentos "no se correspondía con la voluntad de ETA", y señaló que pudo hacer un "problema de información" o de "interlocución".

En declaraciones a la Cadena SER, el secretario de Organización del PSOE señaló que tras el atentado del pasado día 30 han "aprendido muchas" como que la banda terrorista es capaz de romper un alto el fuego permanente "sin previo aviso". Aseguró que en estos momentos el sentimiento que prevalece entre los socialistas es de "gran frustración", pero señaló que esa sensación convive con la "gran expectativa de la sociedad española".

Blanco dijo sentirse dolido cuando se acusa de ingenuo al Gobierno y apuntó que cuando se trata de acabar con el terrorismo y conseguir la paz definitiva no hay ingenuidad, lo que hay es valentía" y enmarcó las declaraciones de ayer de Zapatero, en Barajas, en este sentido, en el compromiso, ahora más que nunca, para conseguir la paz.

También se refirió a los explosivos hallados en Vizcaya es "indudable que ETA tenía una voluntad inequívoca de cometer atentados y de romper el alto el fuego". "Ha quedado roto y a partir de ahí estamos en un nuevo momento" en el que el Gobierno intentará contar con el apoyo de todas las fuerzas políticas y en esta tarea invitó al PP "a que pase la página del rencor, de la indignidad y se comprometa con todas las fuerzas democráticas a compartir un planteamiento común" y un mismo objetivo: "acabar con el terrorismo".

SABOTEAR EL PACTO

Y mientras tanto el PP -al que Blanco acusó de "lanzar bulos para justificar su estrategia política" y de utilizar el Pacto Antiterrorista de forma partidista- sigue exigiendo al Gobierno que recupere el pacto en los mismos términos en los que fue suscrito por populares y socialistas en el año 2000. "Toda la sociedad española sabe que la buena estrategia para derrotar a ETA es la que señala el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo", afirmó el secretario de Comunicación del Partido Popular, Gabriel Elorriaga.

El dirigente popular respondió a las acusaciones de Blanco afirmando que sólo buscan "sabotear la recuperación del Pacto Antiterrorista". Un pacto que Zapatero abandonó "en el Parlamento" cuando "buscó otros aliados para defender una estrategia de diálogo y de negociación con ETA". Por ello, exigió que el presidente regrese al Parlamento "para explicar a los españoles por qué lo hizo entonces, por qué ha fracasado y mostrar su compromiso firme de regresar a la buena política".

 

OTR Press

Rafael Torres

La mala obra pública

por Rafael Torres

Luis Del Val

Si un hijo mío

por Luis Del Val

José Luis Gómez

Emigrantes e inmigrantes

por José Luis Gómez