Ibarretxe dice que la causa abierta contra él no menoscaba su plan e insiste en que hablará "con todos"

Actualizado 24/10/2007 21:09:54 CET

- López lamenta la reacción "de patio de colegio" del lehendakari ante la decisión del TSJPV y avisa que "no son la mejor defensa"

BILBAO/IRÚN, 24 Oct. (OTR/PRESS) -

La causa judicial abierta contra el lehendakari, Juan José Ibarretxe, por reunirse con la ilegalizada Batasuna no menoscaba en absoluto su plan soberanista. Así lo proclamó hoy el propio Ibarretxe que aseguró que, a pesar de la decisión que ayer tomó el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) de no archivar la causa abierta contra él, los dirigentes socialistas Patxi López y cinco miembros de Batasuna por las reuniones que mantuvieron durante el alto el fuego de ETA, seguirá adelante con su hoja de ruta y "hablando con todos". Otro de los procesados, el líder de los socialistas vascos, Patxi López, tras proclamar su inocencia, criticó la reacción "de patio de colegio" del lehendakari ante la decisión del TSJPV y avisó que "no son la mejor defensa".

En sus primeras declaraciones tras conocerse el auto del TSJPV, Ibarretxe señaló que se trata de una decisión "increíble" e insistió en que el proceso abierto en su contra por reunirse con Batasuna es una causa "sin pies ni cabeza", ya que carece de cualquier fundamento jurídico y responde a motivaciones esencialmente políticas. En una entrevista a Radio Euskadi, el lehendakari señaló que en este proceso "lo esencial" es "si es delito o no hablar, dialogar, en este caso, con representantes de la izquierda abertzale, del mundo del Movimiento de Liberación Nacional Vasco, para intentar conseguir acuerdos políticos, para intentar lograr la paz".

En todo caso, y a pesar que el más que probable juicio que le espera por reunirse con la formación ilegalizada, el lehendakari proclamó que hizo "lo que debía" para intentar "avanzar en la paz, avanzar en política". "Lo he seguido y seguiré haciendo" afirmó Ibarretxe que considera que es su "obligación" y recodó que "además es el contrato que asumí con ciudadanía vasca".

Lo que también quiso dejar claro es que el hecho de que se abra contra él un juicio, pese a ser un hecho de "extrema gravedad", no "menoscaba" para nada la iniciativa política que hizo pública en el Parlamento vasco el 28 de septiembre y que trasladó a Zapatero el pasado día 16 en su reunión en La Moncloa. "Voy a cumplir con la palabra que di a la sociedad vasca, que es intentar firmemente buscar y encontrar soluciones", proclamó Ibarretxe que preguntado sobre si no teme que una futura sentencia de inhabilitación señaló que "es muy difícil pensar que se siga persistiendo el error" pero admitió que el futuro es incierto.

LÓPEZ, CON LA CONCIENCIA TRANQUILA

También se pronunció hoy otro de los imputados por reunirse con Batasuna, el secretario general del PSE que aseguro que tiene conciencia muy tranquila" y se mostró "absolutamente convencido" de que su partido no cometió "ninguna ilegalidad" al mantener un encuentro el 6 de julio de 2006 con dirigentes de la izquierda abertzale. En una rueda de prensa celebrada en Irún, López recordó que la reunión con representantes de Batasuna "la hicimos con el aval de un juez del Tribunal Supremo" y con el único objetivo de "conseguir la Paz y la libertad para este país".

Lo que para López "no es de recibo" son "ciertas reacciones de patio de colegio vistas en algunos representantes de este país, e incluso del Gobierno vasco" y que, a su juicio, "no son la mejor defensa". También criticó el plan soberanista del lehendakari al que exigió que "de una vez por todas nos diga que quiere preguntar" en su consulta ya que "si un lehendakari no sabe algunas respuestas obvias es que no merece la pena que sea lehendakari".

También habló de la propuesta del lehendakari la presidenta del PP vasco, María San Gil, que en un acto celebrado por su partido junto al árbol de Gernika, en conmemoración del 28 aniversario del Estatuto de Autonomía del País Vasco que denunció que para los nacionalistas el estatuto de autonomía "nunca ha sido un punto de encuentro", sino "un punto y salida en el camino a la independencia, una etapa más en esa carrera hacia la Euskal Herria de los siete territorios".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies