Alemania y Francia consignan cientos de miles de millones a avalar préstamos interbancarios

Actualizado 13/10/2008 21:59:30 CET

- Tanto Merkel como Sarkozy disponen ya cantidades concretas para posibles nacionalizaciones de bancos

PARIS/BERLIN, 13 Oct. (OTR/PRESS) -

Al igual que en Madrid o Londres, los gobiernos alemán y francés presentaron hoy medidas concretas para responder a la crisis financiera internacional en la línea marcada este domingo por la reunión en Paris del Eurogrupo más el Reino Unido. Tanto Francia como Alemania han decidido consignar cientos de miles de millones de euros del erario público como aval para activar los préstamos entre bancos de forma que se incremente la liquidez en el sistema financiero. Pero además, han dispuesto cantidades concretas de dinero para acometer recapitalizaciones de bancos en apuros si es preciso. Una medida a medio camino entre la nacionalización bancaria emprendida ya de hecho en Reino Unido y la habilitación por decreto sin dotación financiera decidida en España.

El Gobierno alemán aprobó hoy un plan de rescate al sector financiero del país por un importe de 470.000 millones de euros, de los que 400.000 millones se darán en forma de garantías a los préstamos interbancarios y otros 70.000 millones para el rescate de entidades financieras. Según anunció la canciller, Ángela Merkel, se trata de un paquete de medidas integrales que cuenta con el apoyo del Banco Federal, en un momento en que el mercado interbancario se ha congelado, y los bancos ya no se prestan unos a otros. La garantía estatal quiere restablecer la confianza y la vuelta de la liquidez y los préstamos. Por otra parte, el estado utilizará un fondo de 70.000 millones de euros para rescates bancarios. "Las entidades financieras obtendrán la posibilidad de otro fondo para obtener más capital cuando los bancos asuman sus responsabilidades y se sometan a ciertas reglas", como limitar los sueldos de los altos cargos, un control de créditos y préstamos, y el estado entre a formar parte del accionariado. "También tendremos la posibilidad de comprar activos tóxicos con la esperanza de que más adelante se puedan volver a vender. El Gobierno quiere asegurar la competitividad, y hemos conseguido que estas reglas de contabilidad se apliquen ya en el tercer trimestre", añadió Merkel. Por su lado, el plan francés para apoyar al sector financiero en aplicación del acuerdo del Eurogrupo alcanzado ayer en París movilizará 320.000 millones de euros en garantías estatales para favorecer los préstamos interbancarios y otros 40.000 millones para eventuales recapitalizaciones de bancos con problemas, según anunció el presidente Nicolas Sarkozy en rueda de prensa al término del Consejo de Ministros extraordinario celebrado hoy.

Para ello, Francia creará dos estructuras jurídicas, una de ellas para refinanciar a los bancos y la segunda, adelantada ya la semana pasada por el primer ministro François Fillon, para dotar con fondos propios a las entidades con problemas. Además, las garantías tendrán "contrapartidas" para las entidades que deberán pagarlas a precio de mercado y firmar una convención que fije no sólo las obligaciones de los establecimientos beneficiarios sino que tenga en cuenta cuestiones "éticas", como las remuneraciones de los directivos.

"Se trata de restablecer la confianza y no de ir en auxilio de las entidades que por su mala gestión han asumido riesgo inconsiderables", advirtió Sarkozy, muy insistente en la idea de que no se puede permitir la "deriva escandalosa" constatada estos últimos años. ITALIA NO ADOPTA MEDIDAS CONCRETAS

Pro su lado, el Gobierno italiano se comprometió hoy a invertir "todo lo que sea necesario" para garantizar el sistema financiero italiano, según aseguró hoy el ministro de Economía, Giulio Tremonti. Tras un Consejo de Ministros extraordinario que se celebró hoy para afrontar la crisis, Tremonti no detalló cifras pero concretó que la intervención pública podría llegar a la administración extraordinaria de los bancos si así lo requieren las circunstancias. Aun con todo, el ministro aseguró que las medidas adoptadas favorecerán el buen funcionamiento del mercado.

De hecho, por el momento, el Estado italiano no ha desembolsado ni un solo euro para hacer frente a la crisis, sino que lo único que ha hecho es aprobar medidas ante la posibilidad de que su intervención se haga necesaria.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

No es Rajoy, es el Estado de Derecho

por Francisco Muro de Iscar

José Luis Gómez

La hora de Mariano Rajoy

por José Luis Gómez

Victoria Lafora

Hasta aquí hemos llegado

por Victoria Lafora

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies