Paris Hilton ya está en Sidney, donde pasará el fin de año eligiendo una miss para una marca de cerveza

 

Paris Hilton ya está en Sidney, donde pasará el fin de año eligiendo una miss para una marca de cerveza

Actualizado 28/12/2006 21:32:10 CET

MADRID, 28 Dic. (OTR/PRESS) -

La vacua Paris Hilton también trabaja. La reina de las fiestas y la vida disoluta se encuentra en Sidney, donde pasará el fin de año y participará en la elección del nuevo rostro de la cerveza Bondi Blonde entre un montón de jóvenes en bikini. El marketing es redondo puesto que el concurso tendrá lugar en la playa de Bondi, una de las más paradigmáticas en la isla.

Según recoge OTR/Press de la agencia australiana AAP, la rubia llegó hace unas horas a Sydney luciendo un aspecto relajado con un top blanco y negro, una gorra y unas gigantescas gafas de sol. "Estoy muy contenta de pasar aquí el fin de año. Sidney sabe montar buenas fiestas", dijo dos horas después de lo previsto, puesto que perdió su vuelo al olvidarse el pasaporte en casa.

Después de la declaración de intenciones, se pasó brevemente por el hotel, donde se puso un minibikini de Louis Vuitton y se dirigió a la playa de Bondi, donde está previsto que se pase en fin de año para elegir la ganadora de un concurso de jóvenes en bikini que le convertirá en el rostro de la cerveza Bondi Blonde. Allí se metió en el mar en medio de un gran revuelo de curiosos y luego se dio una ducha.

AUTOGRAFO EN LA TOALLA

La guapa americana se había olvidado la toalla, así que no dudó en pedírsela a uno de los que se encontraba en el lugar. Según contó el propio protagonista al Daily Telegraph australiano, al parecer ella, a cambio, se ofreció a firmar su toalla, una propuesta que no pudo materializar porque no tenían un bolígrafo a mano.

Aunque quizás el joven se sintió aliviado por no ver su toalla estropeada, ella le sugirió que si quería, podía pasarse a recogerla a su hotel el día siguiente y que luego podría venderla en e-bay. Un gesto de lo más elocuente sobre su personalidad. Mientras esto pasaba, en el Hotel Hilton de Sydney, unas 50 surferas estaban pasando un casting para seleccionar a las finalistas del concurso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies