Stephen Hawking cumplirá su sueño de experimentar la ingravidez

 

Stephen Hawking cumplirá su sueño de experimentar la ingravidez

Actualizado 01/03/2007 21:22:15 CET

- El científico hizo público su deseo y la compañía que organiza los vuelos le pagará el billete

MIAMI, 1 Mar. (OTR/PRESS) -

Stephen Hawking, el científico paralítico por la esclerosis lateral amiotrófica, cumplirá en breve su deseo confesado de experimentar la gravedad cero. Concretamente el 26 de abril, ése es el día elegido para participar en un vuelo operado por la compañía Zero Gravity Corporation de Florida. La empresa en cuestión se decica a realizar vuelos de "entretenimiento" para cualquier aventurado que esté dispuesto a gastar 2.480 euros en el capricho, pero en este caso tendrá el detalle de invitar al celebre astrofísico. "Como alguien que ha estudiado la gravedad y los agujeros negros toda su vida, estoy emocionado por experimentar de primera mano la gravedad cero", afirmó el científico.

Todo empezó cuando el año pasado, Hawking hizo público su deseo de ir al espacio, además, hizo un llamamiento al magnate británico Richard Branson, cuya compañía, Virgin Galactic, está construyendo una nave expacial suborbital que podrá llevar a sus primeros pasajeros en 2009. Branson escuchó al físico y decidió financiarle en su día personalmente su billete al espacio, un vuelo que cuando se comercialice costará más de 151.000 euros.

El astrofísico británico sufre la enfermedad de la neurona motriz, una dolencia degenerativa que le mantiene paralizado casi por completo. Utiliza una silla de ruedas para desplazarse y un sintetizador de voz que le ayuda a comunicarse. Parece ser que todas estas condiciones no impiden ni dificultan en ningún modo la realización de este tipo de viajes. Según Peter Diamandis, del equipo de Zero Gravity, habrá personas durante el vuelo encargadas de asistir a Hawking si fuera necesario.

Diamandis afirmó que "la clave del asunto es que la gravedad cero y el vuelo espacial son cosas que están al alcance de cualquiera, incluso alguien como el profesor Hawking". Lo cierto es que la propia empresa es la que pagará el billete del físico, que despegará y aterrizará en el Kennedy Space Center de Florida. También se generará negocio en torno al viaje del físico, al menos para dos asociaciones de caridad, que subastarán dos asientos en el mismo vuelo para recaudar fondos. SEGUNDOS FLOTANDO

Para conseguir esta ingravidez, un Boeing 727 modificado sube generalmente hasta una altura de 10.000 metros en un ángulo cerrado. Una vez a esa altura, cae en picado durante 2.400 metros. Durante el descenso, los pasajeros pueden experimentar la gravedad cero durante 25 segundos. Una vez que el avión vuelve a ascender los viajeros sufren durante otros 25 segundos una sensación de fuerte empujón hacia abajo, ya que en ese momento están sintiendo 1.8 veces el tirón normal de la tierra.

Esta es la experiencia que Stephen Hawking vivirá dentro del aparato, una experiencia breve pero sin duda muy intensa. Aún así, éste es sólo el primer paso de entrenamiento de su particular 'carrera espacial' ya que lo que de verdad espera el científico es viajar en 2009 con el nuevo avión suborbital de su amigo Richard Branson.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies