Mauritania acepta el desembarco en Nuabidú de los inmigrantes más vulnerables del Marine I

 

Mauritania acepta el desembarco en Nuabidú de los inmigrantes más vulnerables del Marine I

Actualizado 09/02/2007 21:07:51 CET

- El Gobierno de Nouackchott advierte de que los inmigrantes no podrán permanecer en el país

MADRID/ NOUAKCHOTT, 9 Feb. (OTR/PRESS) -

Principio de solución para los centenares de irregulares hacinados en un carqguero ante la costa mauritana María. Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta primera del Gobierno, anunció hoy en rueda de prensa que el gobierno mauritano ha aceptado el desembarco en el puerto de Nuabidú de los inmigrantes "más vunerables" --niños y enfermos-- del buque Marine I, fondeado desde hace días frente a las costas mauritanas tras ser interceptado en su ruta hacia Canarias. No obstante, Babah Sidi Abdallah, un portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores mauritano, ha advertido que "hay ciertas condiciones que España debe aceptar para que permitamos a estos inmigrantes transitar a través de Mauritania en ruta hacia sus países de origen".

"Por razones humanitarias, hemos aceptado que esta gente pase por Mauritania, pero no permitiremos que se queden en el país" añadió Sidi Abdallah. De este modo, Mauritania ha impuesto sus condiciones al gobierno español para permitir el desembarco en uno de sus puertos, de algunos de los inmigrantes que se encuentren en el barco, entre ellos, niños, enfermos y ancianos. Se cree que a bordo del Marine I hay más de 40 personas afectadas por infecciones y diarreas.

Según el ejecutivo español, el barco se disponía a entrar en el puerto de Nuabidú durante la tarde de hoy. Una vez que el barco arribe, una misión desplazada desde Guinea Conakry a Mauritania se encargará de indentificar a los ocupantes del carguero con el fin de iniciar los trámites de repatriación hacia sus países de origen, de modo que sólo permanezcan en Mauritania como país de paso hacia sus destinos. En el caso de Guinea Conakry será el mismo país el que se encargue de identificar y repatriar a sus nacionales, que ascienden a 35. Según fuentes diplomáticas, las personas que viajan en el carguero podrían superar las 370, tratándose en su mayoría de ciudadanos originarios del sur de Asia, se cree que la mitad podrían ser paquistaníes, y de África occidental.

REUNIÓN ENTRE ESPAÑA Y MAURITANIA

El Secretario de Estado español para asuntos exteriores, Bernardino León, viajó el pasado jueves a Mauritania con el propósito de convencer a las autoridadaes mauritanas de la necesidad humanitaria de realizar el desembarco cuanto antes. A su vuelta, el mismo jueves por la noche, León afirmó que los inmigrantes varados en alta mar sería desembarcados en Mauritania, adelantando que sólo podrían estar allí como lugar de paso.

De este modo, se ha puesto fin a una situación humanitaria de alto riesgo que llevaba varios días suscitando la polémica entre los dos gobiernos. De hecho, Cruz Roja entregó el jueves cinco toneladas de comida y suministros médicos desde el remolcador español 'Luz del mar'. Los víveres fueron trasladados hasta el Marine I mediante una grúa, ya que los miembros de la organizacióm , que a su vez estaban acompañados por varios guardias civiles españoles, no pudieron acceder al barco por motivos de seguridad. Según el jefe de la Cruz Roja de Mauritania, Ahmed Ould Haya, que pudo hablar con los inmigrantes vía radio, "los inmigrantes están extremadamente cansados y extremadamente enfadados, quieren salir".

Asímismo la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, afrimó que las mafias son las responsables de que se llegue a situaciones hasta este extremo. "Estamos de nuevo ante una tragedia humanitaria, de la que las mafias son responsables ya que extrosionan y explotan a las personas. Nuestro objetivo debe ser acabar con ellas" señaló Rumí tras reunirse con la presidenta de la Asociación senegalesa de Madres y Viudas de las víctimas de los cayucos, Yaye Bayam. Además, Rumí, recalcó la labor que Bayam está haciendo en su país para sensibilizar a los jóvenes de que no traten de llegar a España en cayuco.

LAS ONG'S PIDEN GARANTIAS DE ATENCIÓN HUMANITARIA

Diversas ONG'S españolas exigieron al Gobierno español mediante diferentes comunicados, que garantice en todo momento un trato humanitario digno a los ocupantes del Marine I que serán desembarcados en Mauritania. Las ONG'S recuerdan a España que debe cumplir con los tratados internacionales que previamente ha suscrito.

Así, desde la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) recordaron al ejecutivo la obligación de asumir sus obligaciones como Estado social de derecho, no escudándose en la negativa de participar de otros estados. La asociación recordó al gobierno que la obligación de España en cuanto a este asunto se debe al hecho de que fue un barco de Salvamento Marítimo español el que atendió la llamada de socorro del Marine I.

OTR Press

Victoria Lafora

El dilema

por Victoria Lafora

José Luis Gómez

¿Una Cataluña sin euro?

por José Luis Gómez

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies