Chiíes y kurdos forman una nueva alianza en Irak sin presencia de los suníes

Actualizado 16/08/2007 22:15:34 CET

- Al Maliki dice que es el primer paso para "desbloquear" el proceso político y asegura que los suníes todavía tiene "la puerta abierta"

BAGDAD, 16 Ago. (OTR/PRESS) -

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, de confesión chií y el presidente, Yalal Talabani, de etnia kurda, sellaron hoy una nueva alianza política entre las dos facciones para "desbloquear" el proceso político estancado en Irak desde hace varios meses. Una alianza que, en principio, deja fuera a los suníes moderados que, al parecer no se han querido unir a esta nueva iniciativa. En todo caso, Talabani aseguró que "la puerta todavía está abierta" para los suníes y que "serán bien recibidos en cualquier momento".

Esta nueva alianza llega un día después de la jornada más sangrienta de la postguerra iraquí con una cadena de atentados que arroja un balance oficial de 400 muertos, aunque otras fuentes hablan incluso de hasta medio centenar de cadáveres. El pacto entre suníes y kurdos es fruto de de las intensas negociaciones que desde hace tres días en Bagdad.

Allí comparecieron para anunciar la nueva alianza el presidente y el primer ministro iraquí, que estuvieron acompañados por líder de la región autónoma del Kurdistán (en el norte del país), Masoud Barzani, y por el vicepresidente chií Adel Abdul Mahdi. Los cuatro firmaron un documento de tres páginas con el que, según indicaron, se aseguran la mayoría de los 275 miembros del Parlamento para permitir que esta alianza salga adelante.

"El proceso político sufre un punto muerto que es absolutamente inaceptable para todas las fuerzas que lucharon y trabajaron duramente para construir un nuevo Irak basado en la democracia, la libertad, la justicia y la igualdad", afirmó Maliki en su comparecencia ante los medios en la que también mostró su confianza en que el acuerdo alcanzado hoy sirva para "mover el proceso político de ese punto muerto".

Por su parte el presidente iraquí reveló que el todavía vicepresidente suní Al Hashemi rechazó la invitación a formar parte de la nueva agrupación, pero recordó que "la puerta todavía está abierta para ellos y son bienvenidos en cualquier momento". Al Maliki también mencionó al Frente Suní para el Acuerdo, que incluye a la formación política de Al Hashemi, para que vuelva al Gobierno y así cerrar la herida que dejó la salida del gabinete de cinco ministro suníes.

LAS RAZONES SUNÍES

Del lado suní fue el propio Hashemi el que explicó las razones que les han llevado a rechazar entrar en esta nueva alianza. Según afirmó el declaraciones a la BBC recogidas por OTR/Press, la situación que vive Irak actualmente no es la idónea para "la creación de nuevos bloques políticos" ya que las diferencias entre suníes, chiíes y kurdos en algunas materias claves son más que notables.

"Hay muchas diferencias sobre como manejar la situación de seguridad y cómo tratar a aquellos que desde el poder están cometiendo flagrantes violaciones de derechos humanos. Ellos no pueden ser considerados moderados" señaló el líder suní que advirtió que el funcionamiento del Gobierno iraquí con respecto a la protección de los derechos humanos "debe ser mejorado".

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

La "pertinaz sequía"

por Francisco Muro de Iscar

Fermín Bocos

El despertar del león

por Fermín Bocos

Victoria Lafora

Rufián

por Victoria Lafora

Rafael Torres

Polis chungos sueltos

por Rafael Torres

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies