Un doble atentado en un mercado chií de Bagdad deja más de 75 muertos y centenares de heridos

Actualizado 22/01/2007 20:58:46 CET

- Una tercera bomba cerca de Baquba mata a otros 12 civiles, mientras el Ejército estadounidense limpia un bastión suní en la capital

BAGDAD/MADRID, 22 Ene. (OTR/PRESS) -

La capital iraquí, Bagdad, volvió a ser hoy escenario de la bárbara guerra religiosa en la que está sumergida Irak. Una mochila bomba y un vehículo cargado de explosivos en un mercado muy frecuentado por la comunidad chií causaron más de 75 muertos y centenares de heridos. Escenas dantescas en la capital que se unieron a las vividas en otro mercado en las cercanías de Baquba, a 100 kilómetros, donde una tercera explosión causaba una nueva masacre con más de 12 muertos y decenas de heridos. Mientras, el Ejército de Estados Unidos y las Fuerzas de Seguridad iraquíes peinan Bagdad para acabar con la insurgencia suní.

La primera deflagración se registró poco antes del mediodía, cuando una mochila bomba abandonada junto a unos puestos de venta de DVD's y ropa de segunda mano hizo explosión en el barrio de Bab al Sharqi. Poco después, un coche cargado de material explosivo aparcado tan sólo a unos metros del lugar estallaba en medio del caos y el pánico. El viceministro de Salud iraquí, Hakim al Zameli, informó a 'Al Jazeera' de que el número oficial de muertos contabilizados por su Ministerio alcanza los 78, aunque podría ascender según la evolución de los hospitalizados, que son más de 200.

Tan sólo unas pocas horas más tarde, una tercera bomba en un mercado también muy frecuentado por la comunidad chií sembraba de nuevo el caos dejaba 12 muertos y más de 40 heridos. Esta vez en un mercado del pueblo de Khalis, a poco más de 16 kilómetros de Baquba, un ciudad situada a 100 kilómetros al Noreste de Bagdad y que ha si el escenario de las batallas más encarnizadas entre suníes y chiíes desde que en febrero de 2006 se desatara la guerra religiosa entre esas dos comunidades musulmanas.

La cifra de muertos registrada sólo en la jornada de hoy, cercana al centenar, supone un nuevo y dramático récord en el número de cadáveres diarios que recibe la morgue de la capital. La semana pasada, un doble atentado a las puertas de la Universidad de Mustansiriya, situada en un barrio chií, arrojaba un nuevo balance de más de 70 muertos, que unidos a los caídos en otros ataques en distintos puntos del país elevaban la cifra final a más de un centenar.

FIN DE SEMANA TRÁGICO

Los hechos se producen tan sólo un día antes de que el Gobierno del primer ministro Nouri al Maliki lance su ofensiva en la capital para limpiar los barrios de Bagdad de insurgentes. Precisamente hoy, las Fuerzas de Seguridad iraquíes, respaldadas por soldados del Ejército de Estados Unidos, barrieron el barrio de Adhimiya, considerado un bastión de la resistencia suní, aunque el Ministerio de Defensa negó que se trate de la ofensiva prometida para asegurar Bagdad.

Mientras, desde Kuwait partieron los primeros 3.200 soldados estadounidenses con rumbo a Bagdad, donde se desplegarán para reforzar la seguridad casa por casa y calle por calle. El pasado fin de semana fue uno de los más trágicos para el Ejército norteamericano desde el inicio de la guerra de Irak en 2003, con 30 bajas militares, 12 de ellas en el siniestro de un helicóptero de combate que podría haber sido derribado por un misil de la insurgencia, según informó hoy la CNN.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies