Mahmud Abbas convoca elecciones anticipadas y Hamás le acusa de "golpe de Estado"

Actualizado 16/12/2006 21:31:32 CET

- Seguidores armados de Al Fatá y Hamás se enfrentan en las calles tras la convocatoria.

RAMALA/MADRID, 16 Dic. (OTR/PRESS) -

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, anunció hoy la convocatoria elecciones presidenciales y parlamentarias anticipadas, asegurando que tiene el derecho "constitucional" de cesar al actual Gobierno, en manos Hamás. La formación islámica rechazó la convocatoria y acusó a AP de querer dar un "golpe de estado" y propiciar una guerra civil, llamando a sus seguidores a movilizarse contra los comicios. De esta forma, la comparecencia de Abbas provocó que seguidores de Hamás y Al Fatá se enfrentaran en las calles, dejando varios heridos.

"Es un derecho constitucional. Puedo hacerlo cuando quiera", subrayó el presidente, durante un esperado discurso de carácter político, en la sede de la Presidencia, en Ramala. Abbas explicó que él firmó el decreto para la formación del Gobierno, tras el triunfo de Hamás en las legislativas del pasado enero, y que por tanto puede "cesarlo".

El esperado anuncio de Abbas fue recibido entre los aplausos de decenas de sus simpatizantes que asistían al discurso. "Decidí convocar elecciones presidenciales y legislativas. Volvamos al pueblo, a escuchar su palabra, y dejémosle ser el juez", dijo. El presidente explicó que tratará con la Comisión Electoral Central la manera posible en que los comicios se celebren "lo antes posible". Mientras, un ayudante de Abbas, Yasir Abed Rabbo, indicó poco después que la fecha de las elecciones se fijará en una semana, y que la cita con las urnas será en un plazo de tres meses.

Inmediatamente después, cientos de personas salieron a las calles de la ciudad cisjordana de Nablús para celebrar el anuncio, con disparos al aire y gritos de apoyo a su presidente. "Abu Mazen, vamos, vamos, estamos contigo hasta la liberación", coreaban sus simpatizantes, refiriéndose a Abbas por su nombre de guerra.

ENFRENTAMIENTOS.

Sin embargo, el Gobierno de Hamás reaccionó de manera rápida, con un comunicado en el que calificaba de "intento de golpe" de Estado la convocatoria. Además, un diputado del movimiento de resistencia, Mushir al Mashri, aseguró que se trata de una medida ilegal. Por ello, la formación islamista llamó a sus seguidores a movilizarse para mostrar su desacuerdo contra los comicios.

De esta forma, partidarios de Al Fatá y Hamás se volvieron a enfrentar en unas luchas que provocaron -hasta el momento- 18 heridos, según fuentes médicas. Siete personas resultaron heridas por disparos y otras ocho por impactos de piedras en Jan Yunís, Ciudad de Gaza y Rafá, según informaron fuentes de los hospitales de la zona y de Hamás. Otras tres personas recibieron tratamiento médico tras resultar agredidas en Ciudad de Gaza, según fuentes médicas.

Mientras, decenas de miles de personas se manifestaron en estas tres ciudades. En Jan Yunís, los leales a Al Fatá gritaron en protesta contra los chiíes iraníes que respaldan a Hamás. Esta agresión verbal fue el detonante del tiroteo entre partidarios de ambos grupos.

En Rafá, los representantes de Hamás afirmaron que respondieron al fuego de los hombres de Al Fatá, una acusación que éstos han rechazado. En Ciudad de Gaza, las luchas tuvieron lugar cerca del domicilio de Mohamed Dahlan, uno de los hombres fuertes del partido de Abbas, y ahora en el punto de mira del Movimiento de Hamás, al acusarle del intento de asesinato del primer ministro Ismail Haniye, ocurrido a principios de semana.

FRACASO DE LAS CONVERSACIONES.

Al Fatá y Hamás han negociado durante semanas la formación de un Gobierno de unidad nacional que ayudara a aliviar la situación crítica que se vive en los Territorios Palestinas, agravada por el bloqueo de la ayuda internacional, impuesto tras la victoria electoral de Hamás. Sin embargo, las conversaciones han fracasado.

En su discurso, Abbas acusó a Hamás de la crisis que viven los Territorios Palestinos, y subrayó que los que sus compatriotas necesitan es un Ejecutivo que logre acabar con el bloqueo internacional.

Asimismo, insistió en la necesidad de alcanzar un acuerdo político para acabar con la violencia que ha aumentado los temores de que estalle una guerra civil. "Sin un acuerdo político, la seguridad continuará perturbada", agregó.

En este sentido, Abbas se encontró con el apoyo de la UE, Israel y EE.UU. El portavoz de la Casa Blanca expresó su esperanza de que las elecciones trajeran el fin de la violencia. Por su parte, la UE ha expresado su "apoyo total" a través del portavoz del Alto Representante de Política Exterior, Javier Solana. Éste afirmó que la UE apoya Mahud Abbas en su intento de "unir al pueblo palestino".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies