Ahmadineyad rechaza cualquier resolución de la ONU contra Irán por tratarse de "papeles sin valor"

Actualizado 24/10/2007 19:47:30 CET

- Washington considera al régimen de Teherán como el mayor obstáculo de EE.UU. para Oriente Próximo

TEHERÁN/WASHINGTON/LONDRES, 24 Oct. (OTR/PRESS) -

De "papeles sin valor" calificó el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadineyad, cualquier resolución que la ONU pueda dictar imponiendo nuevas sanciones al régimen de Teherán por el desarrollo de armamento nuclear y el peligro que conlleva. En cambio, desde EE.UU. se sigue teniendo a Irán en el punto de mira de sus críticas, tal y como reflejó hoy la secretaria de Estado, Condoleeza Rice, quien afirmó que el país liderado por Ahmadineyad supone el mayor obstáculo para la visión norteamericana en Oriente Próximo. Por su parte, el primer ministro británico, Gordo Brown, subrayó que las sanciones a Irán están "surtiendo efecto", aunque no descartó "nada" para frenar las ambiciones nucleares, ni siquiera una acción militar.

Ahmadineyad rechazó hoy cualquier dictamen que pueda llegar desde el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. En este sentido, Irán no cejará en su empeño de seguir con el programa de enriquecimiento de uranio y la producción nuclear variada. "El tan anunciado dosier del Consejo de Seguridad es una pila de papeles que no tienen valor. Pueden añadir a esos papeles sin valor cosas todos los días porque no tiene ningún efecto en la voluntad de la nación iraní", señaló el dirigente de Teherán.

Además, Irán no aceptará ninguna limitación de la Agencia Internacional de la Energía Atómica. "No exigimos nada más que nuestros derechos y no los dejaremos", indicó Ahmadineyad en declaraciones a la televisión estatal. "Las sanciones no tienen efectos en nosotros. Sólo nos han hecho más poderosos", advirtió sin tapujos el lider iraní.

VISIÓN EXTERIOR

Sin embargo, una amplia parte de la comunidad internacional sigue criticando a Irán por considerarle un potencial peligro en una zona en tensión. Si el martes el presidente estadounidense, George W. Bush, defendió la activación "urgente" del escudo antimisiles ante la amenaza "real" iraní, hoy la secretaria de Estado, Condoleeza Rice, volvió a incidir en el tema. Rice considera a Irán como el mayor obstáculo para la visión que EE.UU. tiene de Oriente Próximo, región de la que Washington espera países que "intercambiarán más, invertirán más, negociarán más y trabajarán más constructivamente para solucionar los problemas".

"El Gobierno iraní está llevando a cabo políticas que son perjudiciales en los intereses a largo plazo para sus vecinos, para la región y para los propios iraníes. No debería ser así", señaló Rice en la Cámara de Representantes. No obstante, Rice rehusó pedir la aceleración de la presión a Irán, como si lo hizo Bush el día anterior, ya que es necesario crear una "estrategia multilateral" para tener "más oportunidad de éxito".

Por su parte, el primer ministro británico, Gordon Brown, volvió a defender las sanciones a Irán ante la Cámara de los Comunes, ya que están funcionando y podrían frenar en un futuro las ambiciones nucleares de ese país. Asimismo, "no descartaré nada, pero les advierto que la vía diplomática y las sanciones están surtiendo efecto y si se intensifican pueden lograr un efecto mayor en el futuro", señaló el primer ministro, dejando la puerta abierta a una posible acción militar.

OTR Press

Pedro Calvo Hernando

Ni Rajoy ni Puigdemont

por Pedro Calvo Hernando

Esther Esteban

Patria

por Esther Esteban

Julia Navarro

Entre las sombras

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies