La psicóloga da crédito a la menor de Jaén que acusa a sus padres de prostituirla a ella y sus hermanos

Actualizado 14/11/2007 20:41:05 CET

- Los progenitores niegan los hechos e inciden en el carácter "agresivo y mentiroso" de los niños

JAÉN, 14 Nov. (OTR/PRESS) -

La psicóloga encargada de atender a la menor de Baños de la Encina (Jaén) que acusó a sus padres de prostituirla tanto a ella como a sus hermanos aseguró hoy que el testimonio de la niña responde a una situación vivencial y, por tanto, proclama su credibilidad. El juicio por los hechos comenzó el pasado lunes y tanto la psicóloga como dos guardias civiles insisten en que los testimonios de los niños son ciertos puesto que describen datos muy concretos como detalles de las casas de los acusados o su ropa interior. Mientras tanto, los diez procesados negaron los hechos e insistieron en el carácter "agresivo y mentiroso" de los menores.

El juicio por la acusación de una menor a sus padres por haberla prostituido tanto a ella como a sus hermanos alcanzó hoy su tercera sesión en la Audiencia Provincial de Jaén. Allí, la psicóloga encargada de tratar a los menores insistió en la veracidad de sus testimonios atendiendo a la "globalidad" de su relato. A pesar de que en él se hayan percatado algunas contradicciones, la psicóloga argumentó que esto es normal, puesto que la niña ofreció primero un relato general y después concretó, por lo que fue añadiendo datos según los recordaba. "Son normales las correcciones espontáneas", explicó.

La psicoterapeuta atendió a la menor en uno de los centros en que estuvo internada por lo que pudo ver como la niña sufría pesadillas por las noches, ataques de ansiedad y manifestaba la idea de que quería huir, además de que lloraba cuando relataba los hechos y se mostraba muy triste. Por otra parte, trató a otra de las hermanas, que según su testimonio también sufrió abusos. En su caso, la psicóloga observó que la niña no tenía un comportamiento sexual acorde a su edad y que presentaba un nivel de autoestima muy bajo, además de existir una gran diferencia entre su edad cronológica y mental.

Asimismo, el análisis también fue exhaustivo en otro de los menores, ya que al principio no se encontraron secuelas críticas por lo que requirió el análisis de otro grupo de expertos que revelaron que el niño tenia idealizado a su padre como "mecanismo de defensa". Por ello, en la vista anterior del juicio llamó mentirosa a su hermana y negó los hechos.

PENA DE 283 AÑOS

En la tercera vista del juicio, que comenzó el pasado lunes, también comparecieron dos guardias civiles licenciados en Psicología, por lo que también analizaron el testimonio de los menores. Así, aseguraron que el relato de una de ellas era "completamente espontáneo, fluido y extenso en detalles", llegando incluso a describir detalles como la casa de los acusados, como se desnudaban o como era su ropa interior, por lo que insistieron en la credibilidad de los testimonios.

Por otra parte, la psicóloga analizó a la madre, que se encuentra en prisión y sufre una minusvalía psíquica, por lo que al principio no calculó la gravedad de los hechos, pero ahora "sabe que esos hechos están mal". El juicio cuenta con diez procesados para los que el fiscal pide un total de 283 años de cárcel, aunque ellos negaron los hechos insistiendo en que los hermanos y en especial una de ellas tienen un carácter "agresivo y mentiroso".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies