La OCDE asegura que las reformas laborales españolas no bastan para mejorar el empleo juvenil

Actualizado 10/05/2007 17:26:01 CET

- Aboga por fomentar la formación y consolidar los contratos indefinidos

MADRID, 10 May. (OTR/PRESS) -

Las reformas laborales que se llevaron a cabo en España, aún siendo importantes, no bastan para dar un impulso significativo a las perspectivas del empleo juvenil en nuestro país, para el que la máxima prioridad es reducir el abandono prematuro del sistema escolar. Esta es la principal conclusión del informe "Empleos para jóvenes" dedicado a España publicado hoy por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que asegura que todavía hay un margen significativo de mejora.

Un nuevo informe de la OCDE reconoce que España ha realizado progresos significativos en la última década en la mejora de las perspectivas de empleo de los jóvenes. Así explica que la proporción de jóvenes de 16 a 24 años que tiene un empleo ha aumentado más de un 50% durante la última década, en fuerte contraste con la media de la OCDE dónde ha permanecido estable en el mismo período.

El desempleo juvenil y la incidencia del paro de larga duración se ha reducido en más de la mitad en la última década en España. "Pero, a pesar de esta impresionante evolución, todavía hay un margen significativo para mejorar la situación del mercado de trabajo de los jóvenes españoles", asegura la OCDE en el informe, recogido por OTR/Press.

El informe, 'Empleos para los jóvenes: España', destaca que la tasa de paro juvenil, que alcanza casi el 18% en 2006, todavía supera en más de tres puntos porcentuales la media de la OCDE. En particular, las mujeres jóvenes españolas tienen una de las tasas de paro más elevadas en la OCDE. Y, aunque la incidencia del trabajo temporal entre los jóvenes ocupados tiende a descender, todavía se sitúa en el 66% en 2006, más del doble de la media de la OCDE, próxima al 30%.

La OCDE denuncia que los jóvenes entran en el mercado laboral con un contrato temporal y que con él se mantienen durante un largo periodo de tiempo, intercalando períodos frecuentes de paro cuando se mueven de un contrato a otro hacia el próximo empleo.

MEJORAR LAS PERSPECTIVAS

Por ello la OCDE insiste en que es necesario eliminar numerosas barreras para mejorar las perspectivas del mercado de trabajo de los jóvenes en España teniendo en cuenta que una de las principales prioridades es reducir el abandono escolar prematuro.

En España, uno de cada cuatro jóvenes abandona los estudios con un nivel inferior a la educación secundaria superior, una de las tasas de abandono escolar más elevadas entre los países de la OCDE. Además, los vínculos entre el sistema educativo y el trabajo son demasiado débiles y el aprendizaje basado en el trabajo se limita a los estudiantes de formación profesional,

A esto se une que la relativa rigidez de la protección del empleo para los contratos indefinidos lo que ha contribuido a la segmentación del mercado de trabajo entre empleos temporales y permanentes, "lo cual afecta negativamente a las perspectivas de carrera profesional y a las oportunidades de formación de los jóvenes".

La OCDE también considera que se deben hacer mayores esfuerzos para ayudar a los jóvenes desempleados, en particular a los más desaventajados, a encontrar un empleo. Finalmente recomienda una revisión de los servicios públicos de empleo para mejorar la cooperación con las comunidades auonomas y garantizar mejor los programas de activación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies