Enfrentamientos en el funeral de Al Hasan entre la Policía y manifestantes

Actualizado 22/10/2012 2:00:10 CET

-Las fuerzas de seguridad han empleado gases lacrimógenos para restablecer el orden

MADRID, 22 Oct. (OTR/PRESS) -

Decenas de manifestantes que participaban en el funeral por el jefe de los servicios de seguridad nacionales (FSI), el general Wissam al Hasan, se han enfrentado a la Policía y han roto el cordón de seguridad que protegía el Grand Serail o Palacio de Gobierno de Beirut, sede del Gobierno libanés.

Los manifestantes han exigido la dimisión del Gobierno, encabezado por el primer ministro Nayib Mikati, y han sido dispersados por los agentes, que han respondido a la violación del cordón de seguridad lanzando gases lacrimógenos.

La cadena de televisión Al Yazira informaba de que algunos de los manifestantes han arrojado cócteles molotov contra el entorno de la oficina del primer ministro, mientras diferentes medios libaneses indican que se ha detectado la presencia de hombres armados en algunas calles de la capital, según el canal de noticias Al Jadeed. También se tiene constancia de que se ha arrojado una granada de mano en el barrio de Bab al Talabane, en torno a las 16:30 horas -hora local-, según la agencia nacional de noticias.

Varios testigos también han escuchado ruido de disparos durante la protesta frente a la sede del Gobierno. En este sentido las fuentes de seguridad han indicado que los agentes han disparado al aire para hacer retroceder a los manifestantes, dos de los cuales han perdido el conocimiento por los gases lacrimógenos.

Cientos de personas han permanecido apostadas en las inmediaciones del Grand Serail con banderas del partido suní Movimiento Futuro, que denuncia la posible implicación de Siria en el atentado que costó la vida al general Al Hasan, así como enseñas de las Fuerzas Cristianas Libanesas y banderas negras islamistas, entre cánticos de "¡Mikati lárgate!" y gritos contra el presidente sirio Bachar al Assad.

Aún no hay cifras concretas, pero ha habido heridos tanto entre los manifestantes como entre los policías. El cordón de seguridad se vio superado momentáneamente por los participantes en las protestas, justo después de los discursos pronunciados por los dirigentes de la oposición antisiria, durante el acto político en que se convirtió el funeral del general.

Apenas unos minutos antes, el líder de la Coalición 14 de Marzo, el ex primer ministro Saad Hariri, pidió expresamente a sus seguidores que se disolvieran pacíficamente y calificó de "inaceptable" cualquier intento de asaltar el Gran Serail.

"No queremos violencia (...). Pido a todos mis seguidores que pongan fin a la manifestación y abandonen las calles", declaró Hariri en una entrevista telefónica con Future Television. El líder opositor ofreció incluso los efectivos que se encargan de la seguridad de su residencia en Beirut para proteger el Grand Serail.

"Somos conscientes de las emociones de los manifestantes, pero tomar el Grand Serail y utilizar la violencia es inaceptable", ha afirmado el portavoz del Partido Futuro de Hariri en el Parlamento, Fuad Siniora.

El propio ex primer ministro Saad Hariri había pedido el sábado que la gente acudiera de forma masiva al funeral del general al Hasan. "Todos y cada uno de vosotros estáis invitados mañana a acudir al funeral" dijo Hariri, según la cadena Al Yazira.

A tal efecto, el ex primer ministro había pedido que no se bloquearan las carreteras ni las calles para permitir la mayor afluencia posible de asistentes a la plaza de los Mártires.

El atentado contra el jefe de la Inteligencia libanesa ha provocado reacciones internacionales por parte de Rusia, Francia y Estados Unidos, que ha anunciado que ayudará a Líbano a investigar los hechos.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha informado este domingo de que ha acordado con el primer ministro libanés, Nayib Mikati, que las autoridades estadounidenses colaborarán con las libanesas en la investigación del atentado.

Clinton ha mantenido este domingo una conversación telefónica con Mikati en la que le ha reiterado la condena de Estados Unidos al "atroz" atentado del viernes y le ha trasladado sus condolencias en nombre del Gobierno, ha explicado la portavoz del Departamento de Estado Victoria Nuland.

"La secretaria ha enfatizado el firme compromiso de Estados Unidos con la estabilidad, la independencia, la soberanía y la seguridad de Líbano", ha indicado Nuland. "Ha destacado la importancia de que los dirigentes políticos colaboren en este difícil momento para garantizar que prevalece la calma y que los responsables del atentado son llevados ante la justicia", ha añadido.

El Kremlin ha condenado enérgicamente el atentado y ha afirmado que "las fuerzas destructivas buscan sumergir a Oriente Próximo en el caos", según el comunicado emitido a última hora del sábado por el ministro ruso de Exteriores y recogido por la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti.

"Lo ocurrido plantea la necesidad imperiosa de detener a las fuerzas destructivas que tratan de sumergir a Oriente Próximo en el caos, sembrar odio entre los países de la región y los representantes de diversas comunidades religiosas que conviven allí desde hace siglos", destaca el texto.

Al condenar este "acto terrorista bárbaro", el departamento diplomático ruso reiteró su solidaridad con el pueblo del Líbano y expresó el firme apoyo a la soberanía, independencia y la integridad territorial del país.

Los ejecutores y organizadores del atentado "deben llevarse el castigo merecido", resaltaba el comunicado.

FRANCIA VE "PROBABLE" LA IMPLICACIÓN DE SIRIA

Por su parte Francia considera "probable" que el régimen sirio esté detrás del atentado con coche bomba, tal como ha afirmado el ministro de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius.

Al ser interrogado durante una entrevista en la radio Europe 1 sobre si cree que tras el atentado está la 'marca criminal' de Damasco , Fabius respondió, "es probable".

"Aún no sabemos exactamente quién está detrás, pero todo apunta a una prolongación de la tragedia siria. Me gustaría decir hasta qué punto condenamos este atentado" que, según Fabius, "hace aún más necesaria la marcha de Bachar al Assad".

"Nos sentimos muy cercanos a Líbano. Son nuestros hermanos, nuestros primos. Deseamos claramente la cohesión de Líbano", ha añadido el jefe de la Diplomacia francesa, para quien, en cambio, "Bachar, un manipulador, está intentando difundir el contagio a Turquía o Líbano".

En cuanto al conflicto sirio en sí, Fabius ha reconocido que el régimen cuenta con la superioridad militar gracias a la aviación. "Puede llegar a revertirse esto con ayuda militar, pero sería contravenir los compromisos adquiridos, o mediante el apoyo diplomático. Sin embargo, los rusos y los chinos lo bloquean y los iraníes también están detrás", ha argumentado.

OTR Press

Pedro Calvo Hernando

Ni Rajoy ni Puigdemont

por Pedro Calvo Hernando

Esther Esteban

Patria

por Esther Esteban

Julia Navarro

Entre las sombras

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies