Miguel Sebastián destaca las "razones" sobre las cifras en el informe de la CNE sobre la subida de la luz

Actualizado 19/05/2008 21:53:41 CET

- La CNE pretende cuantificar la brecha entre los precios de unas tecnologías u otras

MADRID, 19 May. (OTR/PRESS) -

La subida de las tarifas de la luz del 11,3 por ciento que propone la Comisión Nacional de la Energía (CNE) a partir del 1 de julio será analizada exhaustivamente por el Ministerio de Industria, que tendrá la última palabra sobre la revisión. Eso sí, el ministro Miguel Sebastián aseguró hoy que destacará "las razones" por delante de las cifras a la hora de tomar una decisión al respecto. La CNE pide también al Gobierno una serie de cambios regulatorios para cuantificar la brecha entre los precios de unas tecnologías y otras.

"Me gustaría leer el informe porque lo importante son los motivos y las razones más que las cifras". El ministro reconoció que aún no ha tenido ocasión de estudiarlo, puesto que el borrador llegó al Ministerio hoy mismo, pero que a partir de ahora lo hará, y analizando a fondo los motivos que persigue.

En declaraciones en el Senado, donde participó en la presentación del Observatorio de Gobierno de Economía Internacional, Sebastián aseguró que serán estas cuestiones las que primen sobre las cifras de subida, que apuntan a un 11,3%, según propone el informe de la CNE. Tras dicho análisis, será el Ministerio el que tendrá la última palabra sobre la decisión de aumentar las tarifas y en qué cuantía.

De esta forma, el informe presenta una novedad, ya que hasta ahora era el Ministerio de Industria el que remitía trimestralmente la propuesta de revisar las tarifas al regulador, que establecía una opinión no vinculante tras consultarla con el sector. Así, a partir del 1 de julio, fecha de la revisión, será el regulador el que envíe la propuesta al Ministerio, que efectuará un borrador que será aprobado después de pasar de nuevo por la CNE.

CAMBIOS REGULATORIOS

No obstante, además de la subida del 11,3% de las tarifas de la luz, el informe de la CNE también propone al ministro Sebastián un cambio en la regulación de los mercados mayoristas de electricidad. De esta forma, el organismo pretende poner el acento sobre el hecho de que los últimos cambios efectuados, como la cancelación de los costes de transición a la competencia (CTC) o la modificación del mecanismo de garantía de potencia y sustitución por el sistema de pagos por capacidad, han tenido consecuencias negativas en su eficiencia.

Así, el regulador asegura que los cambios podrían afectar a la brecha entre los precios de generación a través de combustibles fósiles y a través de otras fuentes energéticas como la hidráulica y nuclear. Por ello, pretende cuantificar la brecha entre los precios de mercado de unas tecnologías y otras en la próxima reunión de su consejo.

En ella, que se celebrará mañana martes, se abordarán también cuestiones de menor trascendencia, mientras que probablemente sea el jueves cuando se traten asuntos como la alzada de Iberdrola contra el poder de ACS en su accionariado.