Una familiar de García Lorca teme que la apertura de la fosa se convierta en un "espectáculo"

Actualizado 18/09/2008 22:30:09 CET

- La nieta del maestro republicano enterrado junto al poeta cree que su familia ha tomado esta decisión porque "no le quedaba otra salida"

MADRID, 18 Sep. (OTR/PRESS) -

Laura García Lorca, sobrina nieta de Federico García Lorca explicó que su familia ha accedido a que, si lo autoriza el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, porque respeta los "sentimientos" de los familiares de los enterrados junto al poeta granadino. Sin embargo, expresó su "temor" a que la apertura de la fosa común se convierta en un "espectáculo", por lo que exigió "todas las garantías de privacidad". Por su parte, Nieves Galindo, nieta del maestro de Pulianas (Granada) Dióscoro Galindo que fue enterrado junto con Lorca, cree que los familiares del poeta han accedido a la apertura de la fosa porque "no le quedaba otra salida".

"Abrir una fosa es una cosa espantosa y dolorosa en cualquier caso. Para algunas personas puede ser un consuelo, pero para otros no y para los familiares de las víctimas que no han reclamado los restos algo muy inquietante", explicó Laura García Lorca, que señaló que la apertura de la fosa "no cerrará ni abrirá ninguna herida". La sobrina nieta del poeta sí que mostró su apoyo a las iniciativas de investigar, de abrir los archivos para saber la identidad y las circunstancias de todos los asesinados, porque "lo importante son los datos históricos".

"Nos gustaría que ese lugar se preservara tal y como está. Que se pusiera una piedra, una làpida con todos los nombres de todas las víctimas de la represión en orden alfabético y que en ese lugar no destacara el nombre de Federico García Lorca por encima de ningún otro. Él está allí igual que los demás", señaló la familiar del poeta, que dijo no haber podido hablar con la nieta de Galindo, a quien dejó un mensaje en el teléfono que no ha recibido respuesta y con Francisco Galadí, nieto del banderillero del mismo nombre enterrado junto a Lorca.

La familia del poeta hizo público hoy un comunicado en el que expusieron su postura respecto a la apertura de la fosa. En él señalan que respetan los deseos de todos los familiares de las víctimas para ejercer su derecho de decidir qué hacer con los restos de sus antepasados. "También mostramos nuestro apoyo a la iniciativa de investigar y dar a conocer la identidad y las circunstancias de la muerte de todos los asesinados por el franquismo", agregan los familiares, que reitera su "deseo, tan legítimo como el de otros familiares, de que los restos de Federico García Lorca reposen para siempre donde están".

NO SE PODÍAN NEGAR

"Creemos que ésta es una forma de preservar el barranco de Víznar como lugar de la memoria colectiva, pública y civil", indicaron en el comunicado, en el que añaden que es "infame la insinuación de que la defensa de preservar intacto un lugar de memoria sea equiparable a una oposición al estudio riguroso de la guerra civil y la represión franquista". Por su parte, la nieta del maestro republicano enterrado junto a Lorca apuntó que los familiares del poeta "no se podían negar" a la apertura de la fosa, aunque admitió su sorpresa porque los familiares del poeta se hayan pronunciado "tan rápido". "Yo creía que lo iban a dilatar todo lo que pudieran", dijo.

"Me ilusiona que haya sido tan rápida la contestación, aunque siguen insistiendo en lo mismo de siempre, que a ellos les gustaría que la fosa no se abriera y que permaneciera como hasta ahora", mantuvo Nieves Galindo, que respecto al posible "espectáculo" que podría generarse, aseguro que la Universidad de Granada, que se encargaría de la exhumación de los restos, llevará la investigación "en carta cerrada", por lo que estaría garantizado el respeto a todos los familiares. "Puede que para ellos sea doloroso, pero en mi caso recuperar los restos es cerrar una herida", sentenció.

Por su parte, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada consideró hoy "elegante" la decisión adoptada por la familia de Lorca, pues "ha entendido que su negativa a que se abriera la fosa podría de alguna forma atropellar o parecer que atropellaba los legítimos derechos de otras personas". En cuanto al posible espectáculo que podría generarse en los días de apertura de la fosa común la ARMH manifestó de manera tajante que "morbo es que se mantenga el misterio en torno al lugar, al cómo y al qué paso, morbo no es que un equipo de científicos haga las tareas que corresponden para recuperar unos restos, eso es dignidad".

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

Una gran nación

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

Raca, raca...

por Victoria Lafora

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies