La Junta birmana acepta la entrada de médicos extranjeros para evitar epidemias tras el Nargis

Actualizado 19/05/2008 20:33:32 CET

- El Gobierno local alega que "siempre" ha aceptado la ayuda internacional

RANGÚN, 19 May. (OTR/PRESS) -

Desde que el ciclón Nargis asolase parte de Myanmar hace semanas, muchas voces internacional han puesto a la Junta Militar en su punto de mira por su gestión de la crisis, que causó alrededor de 130.000 víctimas entre muertos y desaparecidos. El ministro de Exteriores birmano, Nyan Win, se defendió hoy de estas críticas alegando que su país "siempre" ha aceptado la ayuda internacional y "no ha retrasado" su envío. Como muestra, la Junta Militar, que respetará tres días de luto nacional desde mañana, aceptará la entrada de personal médico extranjero de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN).

El ministro de Asuntos Exteriores de Singapur, George Yeo, declaró hoy que Myanmar "aceptará ayuda internacional". Al término de una reunión de asociación celebrada en su país, Yeo anticipó el estableciomiento de un mecanismo "para que pueda llegar ayuda a todo el mundo", en referencia a la entrada de personal médico extranjero que colaborará en la atención sanitaria de los damnificados por el ciclón, especialmente en el delta de Irrawaddy.

Esta permisividad de la Junta, que sale al paso de las críticas a su gestión por anteponer sus intereses diplomáticos al estado de sus propios ciudadanos, afectará a una treintena de personas procedentes de países de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático, si bien la entrada de facultativos ajenos a estos Estados se analizará caso a caso, "para quie no sea un "acceso incontrolado". Además, Yao puso cifra a los costes económicos causados por el Nargis, que rondarían los 10.000 millones de dólares, más de 6,4 millones de euros.

Los diez países miembros de la ASEAN también dieron por segura la entrada de trabajadores humanitarios a las zonas más afectadas, mediante una ayuda que, entienden, no estará politizada. No obstante, según informaciones de la cadena BBC recogida por otr/press, la entrada de la prensa extranjera seguirá vetada.

Precisamente, el ministro de Exteriores birmano habló hoy ante la prensa a este respecto para defender el papel de su régimen en las tareas de auxilio y reconstrucción. "Siempre hemos aceptado la ayuda internacional, nosotros no la hemos retrasado", dijo. La Junta Militar ha declarado tres días de luto oficial desde mañana por las víctimas del temporal, a través de un comunicado anunciado en la televisión estatal, en el que se avisa de que las banderas ondearán a media asta durante estas jornadas.

AGILIZAR LA AYUDA

El Nargis dejó tras su paso, hace ya más de dos semanas, alrededor de 134.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos, y 2,4 millones de personas sin hogar. Estas cifras, sin embargo, podrían aumentar a causa de las epidemias potenciales de enfermedades como el cólera, de las que ya se han detectado los primeros casos, y si la ayuda de emergencia enf orma de alimentos, agua, abrigo o medicinas no llega como es debido.

Para impulsar los esfuerzos y agilizar las operaciones de rescate, el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios y Coordinador de la Ayuda de Emergencia, John Holmes, llegó el domingo a Myanmar. Esta visita, según la portavoz de la Oficina, Amanda Pitt, "subraya la preocupación ya expresada por la comunidad humanitaria de que no está llegando la suficiente ayuda a los supervivientes, que la necesitan urgentemente". A este viaje se añadirá el previsible desplazamiento del secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, que podría llegar el miércoles al país asiático.

 

OTR Press

Esther Esteban

Barcelona un año después

por Esther Esteban

Fernando Jáuregui

¿Víctimas?¿Qué víctimas?

por Fernando Jáuregui

Rafael Torres

La mala obra pública

por Rafael Torres