La inteligencia hebrea destapa un complot para asesinar a Olmert durante una visita a Cisjordania

Actualizado 22/10/2007 22:24:55 CET

- Los servicios de inteligencia interna israelí denuncian que la ANP ha puesto en libertad a dos de los tres implicados

JERUSALEN, 22 Oct. (OTR/PRESS) -

El pasado 6 de agosto, cuando el primer ministro israelí, Ehud Olmert, visitó Cisjordania para reunirse con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, Oriente Próximo podría haber vivido un nuevo atentado que habría echado por tierra cualquier oportunidad para la paz. Al parecer, en aquella fecha tres militantes palestinos del ala dura de Al-Fatah planeaban asesinar al primer ministro hebreo, pero la Autoridad Nacional Palestina (ANP) recibió la notificación por parte de los servicios de inteligencia israelíes y detuvo la operación. Ahora, el Shin Bet asegura que la ANP ya ha puesto en libertad a dos de los tres sospechosos, aunque desde Palestina se desmienten tales informaciones.

La información llega en un momento especialmente delicado para el proceso de paz en Oriente Próximo, con Washington preparando a marchas forzadas la Conferencia de Paz que debe celebrarse en Maryland y Palestina e Israel enzarzados en una discusión dialéctica en torno a la necesidad de aprobar de forma previa al encuentro en EE.UU. una suerte de hoja de ruta con los asuntos a abordar. Por eso la cadena árabe 'Al Jazeera' señalaba que "no están muy claros los motivos" por los que, Yuval Diskin, el jefe del Shin Bet, los servicios de inteligencia interna de Israel hacía pública esta información dos meses y medio después.

Según informaciones de la cadena árabe recogidas por OTR/Press, el complot implicaba a tres palestinos de ala dura de Al-Fatah, la formación a la que pertenece el presidente de la ANP, lo que añadiría más leña al fuego en un momento en el que sólo esta rama política apuesta por entenderse con Israel. Los tres sospechosos planearían, siempre según las fuentes oficiales hebreas, atentar contra Olmert cuando éste se desplazó hasta la ciudad de Jericó para reunirse con Mahmoud Abbas, y su intento de asesinato fue detenido por las Fuerzas de Seguridad palestinas.

Tampoco está muy claro por qué el Shin Bet dejó en manos de las Fuerzas palestinas la detención de tres peligrosos militantes de la fuerza política que dirige Cirsjordania o por qué no se canceló directamente el viaje de Olmert a la región palestina. En todo caso, y según informó hoy el líder de los servicios de inteligencia interna de Israel, Yuval Diskin, al Gobierno hebreo, dos de los tres sospechosos fueron puestos en libertad tan sólo unas semanas después del intento de asesinato, el 26 de septiembre.

DUDAS SOBRE SU LIBERACIÓN

Una información que ha suscitado muchas críticas dentro de Israel, pero que ha sido desmentida por el jefe de la inteligencia palestina, Tawfiq Tirawi, y un periódico hebreo 'Haaretz', que en su edición digital informa de que "parece que Diskin se olvidó de contarle al Gobierno que el pasado viernes la ANP ordenó el rearresto de dos de los tres sospechosos" de haber participado en ese complot en cumplimiento de una petición de Israel. De hecho, recientemente el propio Shin Bet arrestó al tercer sospechoso.

El propio diario israelí se encargó de visitar la prisión de los Servicios Generales de Inteligencia palestinos en Jericó para comprobar que Mohammed Aruf, uno de los dos sospechosos supuestamente liberados, estaba allí encarcelado, y que Mohammed Hamdan, de 24 años, el otro sospechoso en cuestión, se encuentra encerrado en otra prisión bajo tutela de la inteligencia militar palestina. Según las investigaciones del periódico, existen dos versiones contradictorias sobre la versión de la liberación y rearresto de los dos prisioneros.

Al parecer, fuentes palestinas, informan de que se les liberó poco después de la visita de Olmert porque se demostró que no tenían planes concretos de asesinar al primer ministro israelí, si no que se trataba de "una conversación entre jóvenes palestinos excitados" especulando sobre la posibilidad en "términos generales" y que "alguien" en Israel interceptó la conversación telefónica y denunció a la ANP el complot. La otra versión dice que su liberación fue un error y que las autoridades palestinas corrigieron deteniéndoles de nuevo.

OTR Press

Antonio Casado

El rescate de Cataluña

por Antonio Casado

Esther Esteban

Matar periodistas

por Esther Esteban

Fermín Bocos

Tormenta perfecta

por Fermín Bocos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies