Rusia se apresta a defender a los separatistas de Osetia en respuesta a la ofensiva militar de Georgia

Actualizado 08/08/2008 21:38:14 CET

- Tblisi califica de "la peor pesadilla" la entrada de militares rusos en el país

TBLISI/MOSCÚ, 8 Ago. (OTR/PRESS) -

Tropas rusas entraron hoy en la región independentista georgiana de Osetia del Sur para defender a sus aliados frente a la ofensiva militar que lanzó el gobierno de Tblisi contra el territorio separatista. En total, 150 vehículos militares procedentes de Rusia entraron en Osetia hacia su capital, Tsjinvali, donde, según informó el Ministerio de Defensa ruso, se registraron cruentos combates. Por su parte, Georgia calificó la entrada de las tropas como una invasión y como "la peor pesadilla que se puede contar", pues, según el presidente, Mikhail Saakashvili, los movimientos de Rusia son una "invasión", de la que su Ejército ya se ha defendido. Osetia del Sur proclamó su independencia de Georgia en la década de los noventa, aunque nunca ha sido reconocida internacionalmente.

Lejos de respetar la denominada 'Tregua Olímpica', por la que las antiguas ciudades-estado griegas llevaban a cabo un alto el fuego en sus conflictos en los días en que se celebraban los Juegos Olímpicos de la Antigüedad, Rusia y Georgia comenzaron hoy una guerra de imprevisibles consecuencias, precisamente coincidiendo con la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín, y con el primer ministro ruso, Valdimir Putin, en el palco de autoridades.

En la mañana de hoy, aviones y tanques rusos entraban en Osetia del Sur para sumarse a la causa de la minoría separatista pro rusa, que sufrieron un ataque de las tropas georgianas. El presidente de Rusia, Dimitri Medvedev, acusó a Georgia de violar el derecho internacional al emprender esta acción, por lo que las tropas rusas decidieron acudir en ayuda de los separatistas y entraron en Osetia del Sur, donde arrojaron algunas bombas y se dirigieron a su capital, Tsjinvali, donde al parecer se han producido fuertes combates.

Allí, según el Ministerio de Defensa ruso, se desarrollaron cruentos combates, puesto que los tanques georgianos atacaron el Estado Mayor y la base de las fuerzas rusas de paz destacadas en la región. De hecho, el dirigente de Osetia del Sur, Eduard Kokoiti, aseguró que hay "cientos de civiles muertos" en la capital del territorio, a pesar de que Rusia informara de que sus tropas entraban en la región para defender a sus compatriotas. "Los soldados rusos en misión de paz, los ciudadanos rusos y la población civil osetia recibirán la ayuda necesaria. No permitiremos la muerte impune de nuestros compatriotas", informó el comunicado del Gobierno ruso.

Sin embargo, las autoridades georgianas no se tomaron la entrada de Rusia en su territorio como una misión de paz, sino como todo lo contrario. El presidente georgiano calificó la toma de partido del Ejército ruso como una "invasión", en declaraciones a CNN recogidas por otr/press. Saakashvili aseguró que su país "se está defendiendo de la agresión de Rusia", que ha supuesto "la peor pesadilla que se puede contar", puesto que los bombardeos rusos "están causando muertos y heridos entre la población civil". Por ello, ha movilizado los reservistas con un llamamiento a la "unidad" para combatir el ataque ruso. "Somos gente pacífica y nuestra nación está unida, no nos harán daño", añadió.

ALTO EL FUEGO

Poco después de haberse iniciado hostilidades, Georgia declaró un alto el fuego de tres horas a media tarde para permitir a los civiles marcharse a un lugar seguro, ante el rumbo que está tomando la situación en el país. De hecho, a media tarde, un total de 210 niños habían sido evacuados a Osetia del Norte, según una información de la agencia de información rusa Itar Tass, recogida por otr/press, que también cifró el balance de víctimas en diez muertos y una treintena de heridos de las fuerzas rusas.

"Si no es una guerra, estamos muy cerca de ello", explicó un funcionario de alto rango en el Consejo de Seguridad Nacional de Georgia. "Los rusos han invadido Georgia y estamos bajo ataque", resaltó.

Por su parte, desde Rusia, el ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, aseguró que han recibido informes de que algunos poblados en Osetia del Sur están siendo escenario de una "limpieza étnica". "Estamos recibiendo informes de que se está conduciendo una política de limpieza étnica en poblados de Osetia del Sur, el número de refugiados está subiendo, el pánico crece, la gente está tratando de salvar sus vidas", subrayó.

La colonia española en Georgia, compuesta de unas 30 personas residentes en su mayoría en la capital, se encuentra "bien" y alejados de la zona en conflicto con Rusia, informó un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

OTR Press

Fernando Jáuregui

Ni 'pleno escoba', ni nada

por Fernando Jáuregui

Francisco Muro de Iscar

Jóvenes: apolíticos, pero familiares

por Francisco Muro de Iscar

Isaías Lafuente

Colaboradores necesarios.

por Isaías Lafuente

Julia Navarro

Cosas

por Julia Navarro

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies