Casi la mitad de la mujeres próximas a la menopausia sufren pérdida de deseo sexual

Actualizado 10/05/2007 16:11:18 CET

La disfunción sexual se considera causa principal de la pérdida de satisfacción en las relaciones de pareja en esta etapa de la vida

MADRID/GRANADA, 10 May. (OTR/PRESS) -

La pérdida de deseo sexual en la mujer no tiene por qué ser algo asociado a la edad. Factores fisiológicos tales como la aproximación de la menopausia pueden resultar decisivos para reducir la satisfacción sexual de las mujeres. Un estudio presentado hoy en el XXIX Congreso Español de Ginecología y Obstetricia revela que un 43 por ciento de las mujeres padece disfunción sexual en el periodo anterior y próximo a la menopausia. Según los expertos, esta dolencia se considera una de las principales causas de que la satisfacción sexual de la mujerdisminuya a partir de esta etapa de su vida.

En España se estima que casi 3,5 millones de mujeres pueden sufrir algún tipo de disfunción sexual. Según el profesor Javier Ferrer, presidente de la Asociación Española para elEstudio de la Menopausia (AEEM), y moderador de la reunión que la Sección de Menopausia de la AEEM mantiene hoy durante el XXIX Congreso Español de Ginecología y Obstetricia que se está celebrando del 7 al 11 de mayo en Granada, "las mujeres entre los 45 y 55 años, edad de aparición de lamenopausia, cada vez realizan más consultas sobre la disfunción sexual, demanera que ya no constituye un tema tabú para ellas y constituye unparámetro más importante cada día en las escalas que miden su calidad devida relacionada con la salud".

En el origen de la disfunción sexual femenina pueden influir diversosfactores: desde biológicos, como la bajada de la testosterona (hormonamasculina ligada al impulso sexual), enfermedad crónica o menopausia precoz,hasta el consumo de determinados medicamentos, problemas psicológicos(depresión, ansiedad, problemas conyugales), el estilo de vida (obesidad,alcohol, tabaco) y causas educativas (inhibición sociocultural).

A este respecto, el condicionamiento hormonal como factor relevante de ladisfunción sexual es significativamente más importante durante lamenopausia. La producción de andrógenos y los niveles de testosteronadisminuyen con la edad, de manera que desde los 20 años hasta la edad deaparición de la menopausia se produce un descenso de aproximadamente un 50%.

Ésta reducción en la producción de testosterona por el ovario en la menopausia se asocia con el síndrome del Déficit Androgénico Relativo (DAR), que conlleva cambios específicos, como pérdida global del deseo sexual, disminución de la sensibilidad al estímulo sexual en los pezones y clítoris, disminución de la excitabilidad y de la capacidad del orgasmo, pérdida del tono muscular, disminución de la energía vital, pérdida de vello pubiano y piel seca.

Por tanto, como indica el profesor Ferrer, "la falta de deseo sexual es un indicador de que algo está cambiando, por lo que la mujer debe preguntarse cuanto antes las causas y no ocultar posibles problemas porque un tiempo prolongado sin relaciones sexuales provoca hábitos difíciles de reeducar como la pereza sexual y la inapetencia".

FALTA DE DESEO SEXUAL, CONSULTA MAS FRECUENTE

La falta de deseo sexual en la mujer, o también llamado trastorno del deseo sexual hipoactivo, es una de las disfunciones más frecuentes en las consultas de ginecología y sexología y que acarrea en la mujer más ansiedad que los trastornos relacionados únicamente con el orgasmo.

Aunque los cambios que experimenta la mujer en los años anteriores a la menopausia y durante la misma o con la menopausia quirúrgica pueden provocar una caída en el deseo sexual. Sin embargo, las hormonas no son las únicas responsables de las posibles alteraciones que pueda tener una mujer en ese sentido. Así, tanto factores psicológicos, individuales, como los estados depresivos, la ansiedad o la angustia, y de pareja pueden explicar en muchos casos la pérdida de deseo sexual.

"Se trata, por tanto, de identificar cuál es el problema principal. Cada vez disponemos de más tratamientos y es importante saber diagnosticar el problema para establecer qué es lo que tenemos que tratar o cuál es el motivo principal de esa falta de deseo sexual ya que la solución, sólo a veces, será farmacológica", afirma el doctor Camil Castelo-Branco, consultor de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clìnic de Barcelona.

La disfunción sexual femenina que se produce, entre otras razones, debido al descenso de los niveles hormonales con la llegada de la menopausia, debe seratendida, bien de forma farmacológica o con otras medidas terapéuticas, como el uso de geles e hidratantes, para favorecer la lubricación tanto interna como externa de la vagina o el empleo de dilatadores del aparato genital para favorecer la dilatación.

Por otro lado, sobre la evidencia de la efectividad de la terapia dereemplazo de andrógenos como tratamiento de la disfunción sexual asociada a la insuficiencia de andrógenos en mujeres clínicamente afectadas, el doctor Castelo-Branco explica que "los resultados demuestran que la terapia dereemplazo de andrógenos es un tratamiento seguro y efectivo, en especial, en aquellas mujeres con factores de riesgo a tener disfunción sexual, como mujeres con menopausia quirúrgica o con cualquier tipo de cirugía pélvica que influya en la producción hormonal".

Según el doctor Castelo-Branco, "es muy importante la individualización del tratamiento y para ello se están haciendo estudios que nos ayudarán a saber qué mujeres se van a ver más favorecidas por los tratamientos, cuáles son las indicaciones prioritarias de cada fármaco y la seguridad a largo plazo de los mismos".

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

No es Rajoy, es el Estado de Derecho

por Francisco Muro de Iscar

José Luis Gómez

La hora de Mariano Rajoy

por José Luis Gómez

Victoria Lafora

Hasta aquí hemos llegado

por Victoria Lafora

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies