Los niños españoles ya son tan altos como los europeo pero también tanto gordos como los americanos

Actualizado 24/04/2008 16:27:29 CET

- Un nuevo estudio proporciona a los pediatras estándares revisados de crecimiento de los últimos 20 años

MADRID, 24 Abr. (OTR/PRESS) - La estatura de los niños y adolescentes españoles ha alcanzado en los últimos 20 años la de los europeos, aunque también el peso de los americanos. Así lo pone de manifiesto el "I Estudio Transversal Español de Crecimiento 2008" a nivel nacional, resultado de la investigación conjunta de cinco hospitales universitarios españoles y que ha contado con la colaboración de la compañía biomédica Pfizer. Estos datos, presentados en el Congreso de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica, conforman los primeros estándares actualizados de crecimiento de cobertura nacional, lo que permitirá a los pediatras mejorar el diagnóstico y el seguimiento de sus pacientes.

Los últimos datos sobre crecimiento registrados databan de los años 80 y se trataba de muestras limitadas realizadas a nivel de diferentes comunidades autónomas. "La vida ha cambiado mucho desde entonces y se hacía necesaria una revaloración" - afirma el doctor Antonio Carrascosa, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Vall d*Hebron de Barcelona y Catedrático de Pediatría de la Universidad Autónoma de Barcelona - "Este estudio ha permitido unificar todos estos datos y obtener por primera vez unos estándares de crecimiento de los niños y adolescentes españoles hasta la talla adulta, con una muestra elevada y representativa", añade el doctor Carrascosa.

Para la investigación se ha realizado la medición de más de 34.500 sujetos entre 2000 y 2004. El objetivo: definir los valores normales de talla y peso de la población española, entre los 0 y 20 años. Una vez demostrado que las diferencias entre las regiones estudiadas (Andalucía, Barcelona, Bilbao y Zaragoza) eran inexistentes, se definieron las dos ramas del estudio. El primero abarca a la población de 0 a 3 años y, el segundo la población de 3 a 20 años. Los resultados indican que la población española ha crecido dos tallas y que ha ganado peso. Los datos del estudio proporcionan al colectivo de pediatras las primeras curvas de crecimiento a nivel nacional que les permitirá mejorar el diagnóstico y el seguimiento de los trastornos de crecimiento y desarrollo en el recién nacido, el niño y el adolescente.

Según los investigadores del estudio, el crecimiento humano es resultado tanto del desarrollo del individuo en el vientre de la madre, como de factores externos y propios de su desarrollo hasta la edad adulta. Por ello, el crecimiento se convierte en un indicador sensible del estado de salud y bienestar de cada persona, así como de la comunidad a la que pertenece.

Los datos referidos a los recién nacidos prematuros y a término, desde la semana 26 a la 42 de edad gestacional, muestran también que los valores de peso y longitud han aumentado en los últimos 20 años, sobre todo en los primeros. Los doctores atribuyen esta aceleración del crecimiento a la mejora de las condiciones sociales del país durante este tiempo.

MAS PESO QUE LA MEDIA EUROPEA

"Tanto las niñas como los niños españoles han ganado entre 2 y 3 centímetros de talla, comparados con datos de otros países", asegura el doctor Juan Pedro López-Siguero, del servicio de Endocrinología Pediátrica del Hospital Universitario Carlos Haya. Los jóvenes españoles han alcanzado una talla similar a la de las poblaciones europeas, excepto la de los alemanes, los suecos y los holandeses, siendo estos últimos los más altos. "Pero también superan la media europea en cuanto a peso" - advierte - "El índice de masa corporal de nuestros adolescentes se asemeja más a los índices de Estados Unidos" concluye el doctor López-Siguero.

El incremento del peso en la población española ha sido desproporcionado respecto a la altura. Las cifras muestran un incremento de 2,18 puntos en el índice de masa corporal debido al sobrepeso y la obesidad. Existe un comportamiento diferencial entre el niño y la niña basada en la imagen corporal. "A los 16 años, las niñas ya han perdido peso y no están tan obesas" - indica el doctor Carrascosa - "debido a que a esas edades se preocupan más por su imagen".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies