Imputados los mossos que trasladaban al joven en muerte cerebral tras caer del coche patrulla en marcha

 

Imputados los mossos que trasladaban al joven en muerte cerebral tras caer del coche patrulla en marcha

Actualizado 22/05/2007 21:43:48 CET

- La familia alega malos tratos con unos argumentos que, para la Generalitat, "ni el mejor de los guionistas podría explicar"

BARCELONA, 22 May. (OTR/PRESS) -

Los dos mossos d'Esquadra que trasladaban al joven clínicamente muerto tras caer de un coche patrulla en marcha tendrán que declarar ante la Justicia como imputados por un delito de imprudencia profesional. La investigación se desarrolla mientras la familia de Sergio C.G. denuncia malos tratos hacia el joven por parte de los agentes, una versión que desde la Consellería de Interior consideran que "ni los mejores guionistas podrían explicar". Los mossos denunciaron que el detenido trató de escapar del vehículo al darse cuenta de que pasaba por su barrio, y al tirarse del coche sufrió graves heridas.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo, cuando Sergio C.G. cayó del coche patrulla que le trasladaba a una rueda de reconocimiento. Los mossos denunciaron que el detenido trató de escapar del vehículo al darse cuenta de que pasaba por su barrio, y al tirarse del coche sufrió graves, versión contradicha por la familia del joven, que permanece en el hospital en estado de muerte cerebral, y que atribuye todo a un caso de malos tratos.

En cualquier caso, la juez de Instrucción numero 2 de la localidad barcelonesa de Badalona ha citado como imputados a los dos agentes que viajaban con él en el vehículo por un presunto delito de imprudencia profesional con resultado de muerte. El joven, de 22 años de edad, había sido arrestado por su supuesta relación en el robo de un bolso cuando cayó del vehículo, quedando en consecuencia clínicamente muerto. Así lo demostraron los dos electroencefalogramas que revelaron la nula actividad cerebral.

DOS VERSIONES

La familia del fallecido mantiene que al chico "le metieron una paliza" en comisaría y le golpearon tras caer del vehículo. Entienden que es imposible que el joven pudiese romper el cristal con las esposas. La versión defendida desde las filas de los Mossos d'Esquadra y desde la Generalitat, en cambio, sí sostiene que Sergio C.G. consiguió romper el vidrio reforzado de la ventanilla de atrás del coche patrulla, después de zafarse de la inmovilizazión de las esposas pasándolas hasta la parte delantera de su cuerpo.

Supuestamente, consiguió sacar parte de su cuerpo por la ventana hasta que se percató otro vehículo de los mossos que viajaba delante y avisó al coche que le seguía. Al recibir la alerta, éste último pegó un frenazo, lo que provocó que el cuerpo del joven saliese despedido e impactase primero contra el capó y posteriormente contra el suelo.

Desde la Conselleria de Interior se da veracidad a esta historia. El secretario de Seguridad Pública, de hecho, criticó la versión de la familia y que incluso es contraria a lo dicho por los testigos, que también apoyan a los agentes. En declaraciones a TV3, Delort consideró "inverosímil que alguien piense que los Mossos tenían ganas de golpearle, le sacaron y desmontaron la mampara, delante d eotro detenido, delante de 1.000 personas". "Ni el mejor de los guionistas lo podría explicar", añadió.

Delort lamentó la "predisposición" con la que se estaría juzgando a la policía catalana en todas sus actuaciones y que lleva a cuestionar "sistemáticamente" todas sus actuaciones.

OTR Press

Luis Del Val

100.000 votos diarios

por Luis Del Val

Antonio Casado

El PSOE, con el Gobierno

por Antonio Casado

Julia Navarro

Una noticia inquietante

por Julia Navarro

Cayetano González

Marear la perdiz

por Cayetano González

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies