Noel deja más de un centenar de fallecidos y miles de damnificados en República Dominicana y Haiti

Actualizado 02/11/2007 20:35:39 CET

- El peor temporal de lluvias en décadas sobre el sur de México deja un millón de damnificados en Tabasco

REPÚBLICA DOMINICANA/MÉXICO, 2 Nov. (OTR/PRESS) -

La tormenta tropical Noel, ahora convertida en huracán y que se dirige al Atlántico Norte, dejó en República Dominicana y Haiti un centenar de muertos y multitud de damnificados que se vieron obligados a evacuar sus viviendas ante las inundaciones provocadas por las lluvias. Además, en República Dominicana comienzan a valorarse los daños materiales, que apuntan a 30 millones de dólares de pérdidas en cultivos de arroz, plátanos y cacao. Por otra parte, la meteorología también castiga al sur de México, donde las inundaciones afectan al 70% del estado de Tabasco y han causado en torno a un millón de damnificados.

El balance que dejó el ahora huracán Noel en la isla la Española (Haiti y República Dominicana) y en las Bahamas fue catastrófico. La cifra de muertos supera el centenar, de los que se contabilizan 73 personas en República Dominicana y 34 en Haiti. A estas cifras hay que sumar el número de afectados en general, 27 personas que continúan desaparecidas en las afueras de Santo Domingo y unos 58.000 evacuados de sus hogares. Además, en las Bahamas las inundaciones sufridas causaron un muerto y suponen las más graves vistas en los últimos 60 años, ya que en algunas viviendas y negocios superaban el metro de altura. En Jamaica, el balance es algo más positivo puesto que tan sólo hay que lamentar la muerte de una persona debido al hundimiento de su casa por la lluvia, y en Cuba la tormenta dejó 24.000 evacuados y 2.000 casas dañadas.

Sin embargo, a pesar de los grandes desperfectos sufridos en toda la zona, los principales complejos hoteleros quedaron intactos tras el paso de la tormenta, por lo que funcionan con toda normalidad y ningún turista quedó afectado, según un comunicado del Ministerio de Turismo. Por tanto, las "cadenas hoteleras continúan recibiendo los paquetes turísticos planificados" y se encuentran al 100% en zonas de playa y al 75% en montaña.

Las previsiones reflejan que Noel se aleja rumbo norte hacia las Bermudas y el estado norteamericano de Carolina del Norte a 29 kilómetros por hora y, aunque en principio parece que no se identifica, sí puede aumentar de tamaño, por lo que sus efectos se sentirían en Estados Unidos, tal y como precisó Jack Beven, especialista en huracanes. Sin embargo, apuntó que no se espera que cruce la costa estadounidense, sino que su centro debería desplazarse sobre Nova Scotia. Ya convertido en huracán, sus vientos soplan a 120 kilómetros por hora y se corresponde con la categoría 1 de la escala Saffir-Simpson, el más bajo de la misma.

Ante todo esto, los esfuerzos se centran ahora en valorar las pérdidas y resolver la situación de crisis creada al paso de Noel lo antes posible. Por ello, los especialistas valoran los daños, y sólo en República Dominicana las lluvias causaron daños en los cultivos de arroz, plátanos y cacao, según valoró el ministro de Economía, Juan Temístocles Montas. Por ello, para paliar los daños ocasionados por la tormenta, la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) fletará un avión con carga humanitaria a las provincias más afectadas. La ayuda, por valor de 30.000 euros, servirá también para asegurar la calidad del agua y controlar los brotes epidémicos en la zona.

INUNDACIONES EN MÉXICO

Por otra parte, las fuertes lluvias que durante una semana han caído sin control en el sur de México, y que ya se consideran las peores en décadas, causaron grandes estragos y "uno de los peores desastres naturales de la historia". El presidente, Felipe Calderón, se refería a la catástrofe calificándola de "extraordinariamente grave". El estado de Tabasco es el más afectado y más de 900.000 personas tuvieron que ser evacuadas al haberse inundado sus casas. El desbordamiento de los ríos dejó el 70% del estado bajo el agua, un muerto y la mayoría de servicios públicos sin funcionamiento.

Por ello, camiones militares repartieron agua embotellada, comida y ropa a los evacuados mientras cientos de personas eran rescatadas en helicópteros y barcas de los tejados de sus casas inundadas. Decenas de hospitales y centros médicos también se inundaron por lo que los profesionales alertaron de que podría haber epidemias, aunque de momento no se ha detectado ninguna.

Cientos de personas perdieron sus casas y ante esa ansiedad suman el no encontrar a sus familiares, dado el caos provocado en el país. Por si esto fuera poco, las previsiones meteorológicas apuntan a que continuará lloviendo en los próximos días, por lo que los bancos ya han abierto cuentas especiales para recoger donativos al prever que los daños sean aún mayores.

 

OTR Press

Esther Esteban

Cuerpo a tierra en el PP

por Esther Esteban

Pedro Calvo Hernando

Alberto la lía y Pedro se consolida

por Pedro Calvo Hernando

Fermín Bocos

La orfandad del PP

por Fermín Bocos