Washington ayudará a Ankara en su lucha contra el PKK porque supone una "amenaza común"

Actualizado 02/11/2007 18:52:09 CET

- "Estamos en el punto en que el diálogo está agotado y se necesita acción", afirma el ministro de Exteriores turco

ANKARA, 2 Nov. (OTR/PRESS) -

EE.UU. confirmó hoy su apoyo a Turquía para combatir al grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Lo hizo en boca de la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, en una visita a Ankara en la que compartió impresiones con los dirigentes locales y señaló que los guerrilleros kurdos suponen una "amenaza común" para EE.UU., Turquía e Irak. Sin embargo, el Ejecutivo turco sigue presionando al Gobierno de Bagdad amenazando con una incursión transfronteriza: "Estamos en el punto en que el diálogo está agotado y se necesita acción", señaló el ministro de Exteriores turco, Ali Babacan.

Rice aseguró hoy que Estados Unidos "redoblará sus esfuerzos" con Turquía en la lucha contra el PKK. Lo hizo después de aterrizar a primera hora de la mañana en Ankara, lugar al que llegó con un objetivo claro: convencer a las autoridades del país de que no opten por la vía militar para resolver los conflictos en el Kurdistán, que implica también a parte del territorio de Irak. Una vez en Turquía, se reunió con el primer ministro, Rece Tayyip Erdogan, el presidente, Abdulá Gül, y el ministro de Exteriores.

Por eso, la secretaria de Estado norteamericana optó por la empatía en una rueda de prensa junto a Babacan. "Consideramos que el PKK es una amenaza común, no sólo para los intereses de Turquía, sino también para los Estados Unidos". En este sentido, anunció que la Administración de la que forma parte incrementará la información de inteligencia relacionada con los rebeldes kurdos, de cara a favorecer "soluciones a largo plazo" y una "aproximación más amplia a este difícil problema". "Nadie debería dudar del compromiso de Estados Unidos en esta situación", añadió.

DIPLOMACIA FINITA

Rice y Babacan intercambiaron elogios respecto a la importancia de las relaciones bilaterales entre ambos países. Así, la secretaria de Estado de EE.UU. calificó a Turquía de "importante amigo", mientras que el titular de Exteriores de Ankara señaló de su interlocutor que supone un "amigo y aliado de Turquía, así como un socio estratégico". Este intercambio de halagos llegó pese a la reciente tensión entre ambos Estados, especialmente tras la condena de la Cámara de Representantes norteamericana del genocidio armenio, medida reprobada por el Gobierno turco, que llegó incluso a retirar de forma temporal a su embajador en Washington.

Sin embargo, y pese a este intercambio de buenas intenciones, Turquía no está dispuesta a apostar por el diálogo infinitamente. Aunque Ankara tenga puestas "grandes esperanzas" en la mediación de Washington y ambos mantengan un "punto de vista en común", lo cierto es que, a juicio de Babacan, "estamos en el punto en que el diálogo está agotado y se necesita acción".

Al menos las ofensivas militares se han prácticamente paralizado, aunque el Ejército no haya dejado de reforzar sus tropas en la zona cercana la frontera. Erdogan aclaró este punto al señalar que Turquía no se prepara en ningún caso para un combate a gran escala. "Lo que tenemos en nuestra agenda es una operación, no una guerra, y esperamos que no haya necesidad de lanzarla. Esta operación tendrá un objetivo específico y tomaremos los pasos necesarios para alcanzarlos en el momento adecuado", precisó el primer ministro turco antes de reunirse con Rice. En este sentido, Erdogan criticó a quien argumenta que Turquía planea una "guerra a gran escala", porque únicamente pretenden "azuzar ciertas sensibilidades en el seno de la sociedad y lastimar la paz y la estabilidad".

La visita de Rice no fue tan bien acogida entre la población como sí lo fue en el seno del Ejecutivo. La presencia policial se multiplicó ante la convocatoria de numerosas concentraciones en las que se gritaron consignas como 'Rice, vete a casa' o 'Saca tus manos sangrientas de Turquía'.

 

OTR Press

Esther Esteban

Barcelona un año después

por Esther Esteban

Fernando Jáuregui

¿Víctimas?¿Qué víctimas?

por Fernando Jáuregui

Rafael Torres

La mala obra pública

por Rafael Torres