Narbona reclama un urbanismo "más sensato" y menos "salvaje"

Actualizado 05/11/2006 16:27:14 CET

- Recuerda que con la Fiscalía especial de Medio Ambiente se perseguirán y penalizarán las actuaciones ilegales

MADRID, 5 Nov. (OTR/PRESS) -

La ministra de Medio Ambiente Cristina Narbona defendió hoy el derecho que tienen los ciudadanos a que se lleve a cabo una transformación urbanística "más sensata" para intentar acabar con el urbanismo salvaje que se está llevando a cabo en muchos puntos del país y que si sigue así acabará con "la gallina de los huevos de oro". Además, aprovechó la ocasión para recordar que para impulsar la lucha contra estas actuaciones negligentes, y perseguirlas y penalizarlas con mayor rigor el Gobierno ya creó la Fiscalía especial de Medio Ambiente y Urbanismo.

La titular de Medio Ambiente destacó que su Ministerio está llevando a cabo un proceso de recuperación de los espacios públicos. Pero advirtió que en algunos caso el proceso se puede "dilatar" en el tiempo porque se han creado "intereses" que pueden tener "cierta legitimidad". Pese a esto, Narbona dejó claro que su objetivo es recuperar el "máximo dominio público".

Dentro del proceso de recuperación de espacios comunes se procederá a adquirir, mediante compra o expropiación de unas cincuenta fincas, lo que permitirá "ampliar la zona de dominio marítimo-terrestre". La intención de la ministra es gestionar de una forma más eficiente la Ley de Costas, para que se eviten nuevas ocupaciones ilegales y así poder recuperar esos espacios. Y apuntó que para conseguirlo se irá más allá, si fuera necesario, "del dominio público" de acuerdo con dicha Ley.

Por otra parte, Narbona afirmó que las competencias de urbanismo están en manos de las Comunidades Autónomas, y por lo tanto, "la respuesta es", desde el punto de vista administrativo, de "las propias comunidades". Y explicó que con el fin de evitar actuaciones de este tipo se ha creado la Fiscalía especial de Medio Ambiente y Urbanismo, que intervendrá, no sólo donde tiene "competencias directas el Gobierno de la nación", sino en cualquier lugar aunque las competencias sean de "las comunidades autónomas o de los Ayuntamientos".

DESALADORAS PARA LA SEQUÍA

Por otro lado, Narbona quiso mostrar su confianza ante la utilización de platas desaladoras como un instrumento para paliar la sequía. Y señaló que desde el principio de la legislatura se han puesto en funcionamiento "seis nuevas plantas desaladoras" y aseguró que próximamente se implantarán más. Así, la ministra espera que al final de la presente legislatura se haya dado "un salto impresionante" en relación con el volumen de agua desalada.

La titular de Medio Ambiente explicó que estas plantas permitirán reducir la dependencia de las aguas subterráneas y superficiales de la zona del Levante. Así actúa la nueva planta desaladora de San Pedro de Pinatar, en Murcia, que permitió evitar cortes de agua en la Costa del Sol en el año más seco de la historia de España. Pero Narbona mostró su preocupación porque, a pesar de que este año lloverá más que el anterior, no se podrá acabar con la sequía y por lo tanto, estaremos ante "el tercer año de de sequía".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies