Chacón no cree que las ayudas al alquiler eleven precios y niega que el plan sea calco del anterior

Actualizado 19/09/2007 15:25:08 CET

- Zaplana asegura que el anuncio es una "tomadura de pelo" que corresponde a una necesidad electoral

MADRID, 19 Sep. (OTR/PRESS) -

"Me hace gracia que nos acusen de electoralismo. Si dicen eso es porque las medidas que pensamos aplicar están bien y la gente nos va a apoyar". Así de tajante se mostraba hoy la ministra de Vivienda Carme Chacón saliendo al paso de las acusaciones de electoralismo y la petición del Banco de España de "prudencia presupuestaria" tras conocer las medidas sociales propuestas, como la de subvencionar a los jóvenes el alquiler con 210 euros mensuales. La ministra asegura que las ayudas no encarecerán los alquileres y niega que el nuevo plan de vivienda sea un calco del anterior. Pero desde la oposición se les acusa de "electoralismo" y se asegura que las medidas son "más de lo mismo" motivadas por una situación de "intranquilidad".

El Gobierno insiste en que las medidas propuestas para fomentar el alquiler en España beneficiarán a un millón de familias y que no se producirán subidas de los alquileres porque no se trata de propuestas aisladas sino de un paquete que incluye aumentar el parque público y privado de viviendas en alquiler.

"Sólo tengo ocho meses para trabajar antes de la elecciones. La vivienda es el segundo problema de los españoles y sería imperdonable que la responsable se cruzara de brazos", señaló hoy Chacón en declaraciones a la Cadena Ser.

La ministra ofreció una cifra concreta de personas que podrían beneficiarse de la nueva medida. "Actualmente hay 1,7 millones de alquileres y esperamos que unos 360.000 jóvenes alquilen. Hemos hecho encuestas y el 80% de los jóvenes de entre 22 y 30 años nos dicen que querrían salir de casa y el 50% dicen que si les ayudamos estarían dispuestos a hacerlo".

LAS CUENTAS BIEN HECHAS

Sobre el coste social de 784 millones de euros que para el Estado tendrán las medidas adoptadas ayer, la ministra explicó que "las cuentas están bien hechas y bien puestas", ya que las ayudas sólo van a afectar a 180.000 contratos de alquiler y hasta 360.000 jóvenes.

Chacón se fija como objetivo que los propietarios de viviendas vacías la saquen al mercado. Para ello anunció que se adoptarán numerosas medidas de aumento de las garantías para los propietarios en los apartados que más temen como son daños y desperfectos, impagos y desahucios.

La ministra defendió su nuevo proyecto de vivienda y niega que sea un calco del anterior. "Tiene mucho de nuevo. Si quieres buscamos a cualquier persona que actualmente pueda desgravarse por el alquiler o los que se han podido acoger a estas ayudas en el plan anterior: son cero", aseguró Chacón.

TOMADURA DE PELO

Pero para la oposición el anuncio del Gobierno es una "tomadura de pelo" que se ha hecho "ofendiendo a la inteligencia de la gente" y tomando a los ciudadanos "como ignorantes", con el único objetivo de responder a una necesidad electoral. El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, aseguraba hoy en declaraciones a RNE que el anterior Plan de vivienda "era más amplio y no se ha cumplido".

En este contexto, criticó que las únicas medidas concretas incluidas en el plan de vivienda presentado ayer "ya estaban en el plan anterior". "Me parece un poco tomadura de pelo porque las medidas ya existían", reiteró tras rechazar que pueda ser tachado de "agorero" porque, según defendió, tiene "elementos más que de sobra" para plantear sus argumentos. "Aquí llueve sobre mojado", lamentó.

Zaplana defendió las políticas sociales aplicadas por el PP durante los ocho años que estuvo en el Gobierno y aseguró que su actuación fue "muy ambiciosa, vanguardista y llegó bastante lejos". "Pero la acción del Gobierno en este momento es una tomadura de pelo, parece que han dicho: a ver qué me invento para salir en el telediario", insistió.

A su juicio, las medidas anunciadas ayer por el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y la ministra de Vivienda, Carme Chacón, están motivadas por "una situación de intranquilidad" después de "una legislatura desafortunada y la necesidad de ganar las elecciones como sea".

Pero desde el Partido Socialista rechazan estas acusaciones y se asegura que lo único que se está haciendo es formular propuestas para que los ciudadanos se pronuncien como estimen oportuno. El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves aseguraba hoy en los Desayunos Informativos de Europa Press, que no tiene ningún sentido que por la proximidad de la convocatoria electoral se conviertan estos periodos en tiempos estériles e inhábiles para la acción del Gobierno.

Por ello el jefe del Ejecutivo andaluz calificó como "paradójico" que se acuse de electoralismo a Rodríguez Zapatero por adoptar nuevas medidas de carácter social "cuando nadie que haga un análisis honesto puede negar que las políticas sociales son un componente esencial del Gobierno desde su mismo inicio", con decisiones como "subida de las pensiones mínimas, del salario mínimo, aumento de las becas, Ley de Igualdad, Ley de Dependencia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies