¿Cómo puede un miembro de la familia Trump acceder a secretos de Estado? Siendo un asesor 'no remunerado'

 

Firmas

Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

¿Cómo puede un miembro de la familia Trump acceder a secretos de Estado? Siendo un asesor 'no remunerado'

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump
JONATHAN ERNST/REUTERS
Publicado 17/11/2016 16:38:41CET

Desde la época de Kennedy, ningún familiar cercano al presidente ha tenido acceso a información sensible de manera directa

MADRID, 17 Nov. (OTR/PRESS) -

El presidente electo estadounidense, Donald Trump, ha negado que haya solicitado autorizaciones especiales para tres de sus hijos de manera que pudieran tener acceso a información confidencial. De hecho, sí ha dicho que se harán cargo de sus negocios, algo que por otra parte es inusual. Habitualmente los presidentes en EEUU han puesto sus activos en manos de fideicomisos y no de familiares.

No obstante, las puertas de la Casa Blanca parece que sí de abrirán para su yerno Jared Kushner, casado con su hija mayor Ivanka. Según los expertos que cita el New York Times, para el yerno del magnate sería imposible posicionarse en un puesto de alto nivel de la Casa Blanca. Sin embargo nada prohíbe que Kushner se convierta en 'asesor no remunerado del presidente'.

No obstante, si el presidente electo quiere formalizar algún tipo de cargo puede de hecho nombrarle miembro del Consejo Asesor de inteligencia del Presidente. Se trata de un comité de 16 miembros que asesora al presidente en asuntos de inteligencia e investiga la legalidad de dichas operaciones. La junta de estos 16 asesores se remonta a la Administración de Dwight D. Eisenhower en 1956 y normalmente han formado parte del mismo ex diplomáticos, oficiales del Ejército y otros funcionarios del gobierno del círculo más próximo al presidente.

Gregory Graig, ex asesor de la Casa Blanca para el expresidente Barack Obama, ha declarado al diario estadounidense que no conoce "ninguna limitación de la capacidad del presidente para consultar a los ciudadanos privados sobre temas de seguridad nacional sensible, aunque la junta consultiva o el 'comité de los 16' tiene un "sentido más estructurado y formal".

A juicio de Graig, Donald Trump puede tener como asesor a su yerno, de manera no remunerada, aunque tal práctica rompa la práctica habitual durante décadas en la Casa Blanca. Normalmente, una autorización de seguridad se concede porque el trabajo de una persona requiere tener acceso a información clasificada.

Según Steven Aftergoog, director del proyecto sobre los secretos del gobierno de la Federación de Científicos Estadounidenses, "el presidente puede autorizar a cualquier persona que quiera libre espacio". Como parte de las atribuciones como Comandante en Jefe "tiene acceso ilimitado en esta zona".

Como cualquier persona, Kushner estaría sujeto a una verificación de antecedentes por el FBI. Pero, incluso aunque hubiera una enorme deuda personal o vínculos con gobiernos extranjeros, la autoridad del presidente puede anular cualquier línea roja.

De hecho, desde la administración Kennedy cuando el presidente nombró a su hermano fiscal general en 1961, jamás un miembro de la familia del presidente había formado parte de manera directa o indirecta en la administración que tuviera acceso a documentación sensible y clasificada de 'Alto Secreto'.

No puede evitarse, de hecho, que el presidente en la intimidad comparta asuntos de Estado con su familia. Se presupone que existirá prudencia pero nada impide que hable de asuntos, que pueden ser 'sensibles' delante de su entorno familiar.

Kushner ya ocupa una posición singular. Ha estado al lado de su suegro permanentemente durante toda la campaña y según fuentes del diario estadounidense está teniendo un papel fundamental en las tareas de transición. "Estaba detrás de las sacudidas que eliminaron a los críticos Mike Rogers y Chris Christie del equipo de transición", dice el New York Times.

No obstante, uno de los consejeros de Trump, Kellyanne Conway no quiso el miércoles abordar las preguntas de la prensa sobre si los hijos del ya presidente electo estaban participando en el proceso de transición mientras también están al frente de los negocios personales y familiares. "Están presumiendo que están haciendo ciertas cosas que no deberían estar haciendo", dice Conway quien tan sólo se refirió al tema como algo absolutamente natural al "ser sus hijos, sus compañeros de negocio durante mucho tiempo" por lo que "obviamente, apoyan a su padre como presidente".

Que el yerno del presidente electo esté presente en sus apariciones es algo novedoso. Durante la presidencia de Barack Obama, las únicas personas que accedían regularmente a la sala de prensa serán el vicepresidente, el jefe de personal, el asesor de seguridad nacional, y los asesores y asistentes de seguridad del vicepresidente y de la lucha contra el terrorismo. Todos ellos son parte del grupo de los denominados 'Top Secret' y que tienen acceso a información sensible, clasificada y secreta pero no estaban presentes asesores políticos cercanos a Obana como David Axelrod o Valerie Jarred.

El papel que jugará al final el yerno de Donald Trump durante su presidencia en la Casa Blanca se verá en las próximas semanas y meses. Lo que sí es cierto es el papel que sí se evidencia que está ejerciendo en la transición de ambas administraciones

OTR Press

Antonio Casado

Artes escénicas

por Antonio Casado

Fernando Jáuregui

Man of the Year

por Fernando Jáuregui

Isaías Lafuente

Pisa

por Isaías Lafuente

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies