Samsung y Panasonic enfrentan acusaciones por explotar a sus trabajadores en Malasia

 

Firmas

Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Samsung y Panasonic enfrentan acusaciones por explotar a sus trabajadores en Malasia

Kuala Lumpur
GLOBALLY
Publicado 21/11/2016 16:53:54CET

MADRID, 21 Nov. (OTR/PRESS) -

Samsung y Panasonic, dos de las marcas de electrónica más importantes del mundo, están siendo acusadas de explotar y engañar a sus trabajadores a través de empresas subcontratistas de mano de obra en las plantas de Malasia.

Las dos compañías han iniciado investigaciones sobre las denuncias de abusos y explotación hechas por los trabajadores de Nepal, tras una investigación del periódico británico The Guardian.

Los empleados dijeron que habían sido engañados sobre el pago del salario, que les fueron confiscados sus pasaportes y que las empresas les dicen que tienen que pagar grandes multas si quieren volver a Nepal antes de finalizar de su contrato.

También los obligan a pagar una cuota de reclutamiento de hasta 1000 libras (1.157 euros) para asegurar sus puestos de trabajo.
Los trabajadores denunciaron además que son obligados a trabajar hasta 14 horas de pie sin un descanso adecuado, y hasta les restringen la idas al baño.

Un joven que trabaja en una fábrica de microondas de Samsung, contó que no se le dio el trabajo ni el sueldo prometido.
Según la investigación del periódico, la mayoría de los empleados de Samsung son contratados a través de una empresa de suministro de mano de obra al igual que los trabajadores de ensamblaje o fabricación de piezas de Panasonic.

Tanto Panasonic como Samsung prohíben a sus proveedores la confiscación de pasaportes o cobrarle a los trabajadores inmigrantes cuotas de reclutamiento. Sin embargo, todos los hombres entrevistados por The Guardian afirmaron que pagaron a los agentes de reclutamiento en Nepal para asegurar sus puestos de trabajo en Malasia.

Todos ellos también denunciaron que sus pasaportes fueron confiscados a la llegada en el país, quedando expuestos a ser detenidos por las autoridades por lo que tenían restringida su libertad de movimiento.
Sin sus pasaportes, los trabajadores dijeron que no podían salir libremente de sus puestos de trabajo y volver a casa sin tener que pagar multas equivalentes al sueldo básico de tres o cuatro meses.

"No habría venido si hubiera sabido las condiciones reales y el salario", señaló un empleado, mientras que otro agregó que la empresa de suministro de mano de obra en Nepal está utilizando el nombre de Samsung para engañar a la gente. "Hemos sido engañados, pero no queremos que otros sean engañados", sostuvo.

Otros trabajadores nepaleses dijeron que pagaron entre 90,000 y 115,000 rupias ( 793- 1014 euros) a una agencia de contratación de mano de obra en Katmandú utilizada por Samsung, a pesar de según el tope establecido por ley en los derechos de contratación es de 10.000 rupias (86 euros).

"Pagué 115.000 rupias, pero un agente me dio un recibo de 10.000 rupias y me dijo que si me preguntaban en el aeropuerto sobre esto, debería decir que eso es todo lo que he pagado ", afirmó un hombre que trabaja en la planta de microondas de Samsung.

"Yo sabía que el agente me estaba engañando, pero ¿qué podía hacer?"Un portavoz de Samsung dijo que "como miembro comprometido de la Coalición de Ciudadanía de la Industria Electrónica (EICC), no han encontrado ninguna evidencia de violaciones en el proceso de contratación de los trabajadores inmigrantes contratados directamente por la planta de fabricación en Malasia.

Y explicó que Samsung está investigando a las empresas de suministro de mano de obra con las que trabajan en Malasia.

"Si se descubre cualquier irregularidad, vamos a suspender nuestras contrataciones con estas empresas", afirmó el portavoz.

OTR Press

Victoria Lafora

Oposición o postureo

por Victoria Lafora

José Luis Gómez

Optimismo en el Gobierno

por José Luis Gómez

Fermín Bocos

Mil euros

por Fermín Bocos

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies