El CETA lo peta

 

El CETA lo peta

Contador
Publicado 01/07/2017 8:00:27CET

MADRID, 1 Jul. (OTR/PRESS) -

Este jueves quedó ratificado en el Congreso el tratado comercial de la Unión Europea con Canadá (CETA, siglas en inglés), que viene a disponer el libre intercambio de bienes, servicios e inversiones entre empresas e individuos de ambos territorios. La ratificación entraña un acto de fe el en la globalización y el libre comercio frente a las tentaciones proteccionistas que han aflorado, paradójicamente, en la patria del capitalismo, Estados Unidos, desde que la Casa Blanca se convirtió en una casa de locos bajo el mandato de Donald Trump.

La derivada española se llama Pedro Sánchez, encarnación del llamado "nuevo PSOE", debido a la posición abstencionista de su grupo en la votación del jueves. Justamente ha sido el retorno de Sánchez a la secretaría general lo que ha inducido un inesperado cambio de postura respecto al CETA, hasta ahora respaldado con el voto favorable de los socialistas españoles del Parlamento Europeo e incluso por sus diputados nacionales en la comisión correspondiente del Congreso,

El viraje, del sí a la abstención, no frena la aprobación del tratado, aunque tampoco lo apoya. Pero ha servido para que los grandes defensores del tratado en España, el PP y Ciudadanos, se hayan despachado a gusto contra Pedro Sánchez y la nueva dirección instalada en Ferraz. Les reprochan su inesperada apuesta por el proteccionismo, lo que les iguala con Donald Trump por la derecha y con Iglesias Turrión por la izquierda.

Ahí le han dado. El Gobierno Rajoy y sus aliados de Ciudadanos han encontrado en este asunto la excusa perfecta para lanzar su pedrada favorita contra el nuevo PSOE: podemización. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, no pudo ser más explícita durante el debate en el pleno de la Cámara: "Decidan ustedes si están por que haya más Europa o por que haya más Podemos". Albert Rivera, por su parte, acusó directamente a Sánchez de antieuropeista.

Los procesos de intención al revivido líder del PSOE han petado los circuitos políticos y mediáticos de la actualidad nacional. Incluso los europeos. Sobre todo después del encuentro del comisario Moscovici con Pedro Sánchez, al que reprochó el creer que se es más de izquierda por ser más proteccionista.

Lo del CETA ha sido como la presentación en sociedad de un nuevo PSOE al grito de "Somos la izquierda". Así que todos los sambenitos le han caído de golpe. Desde el antieuropeismo a la podemización, pasando por una cierta aversión a la globalización y una cierta nostalgia de la autarquía.

Qué barbaridad. Es un disparate sostener eso seriamente. Pero también es verdad que han faltado explicaciones sobre los supuestos peligros que los socialistas ven en el tratado, y que afectarían a los derechos de los trabajadores, las cuestiones medioambientales y los mecanismos de resolución de conflictos en casos de incumplimiento del tratado. Aún están a tiempo de explicarlo.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

La farsa política

por Francisco Muro de Iscar

Antonio Casado

Felipe VI, el abanderado

por Antonio Casado

Rafael Torres

La memoria de Rajoy

por Rafael Torres

Victoria Lafora

Y punto

por Victoria Lafora

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies