Frutos del doble juego

Actualizado 22/05/2007 2:00:35 CET

MADRID, 22 May. (OTR/PRESS) -

Si alguien sostiene seriamente que los socialistas se reunían con ETA-Batasuna mientras al tiempo se alineaban con el PP, debería explicar los frutos del alineamiento con el PP y compararlos con los frutos de esos veinticinco encuentros que, según el diario "Gara", se han venido produciendo entre el PSOE y el entorno de ETA desde 1999 hasta el alto el fuego decretado en marzo de 2006 por la banda terrorista.

Se verá entonces que los socialistas no traicionaron al PP sino a Batasuna, lo cual no nos debería preocupar en absoluto, salvo que el PP quiera acusar al PSOE de ser un malqueda con ETA. Se trata de apurar los argumentos propuestos estos días por Rajoy y sus coros mediáticos para darse cuenta de que nos conducen al absurdo: ¿Acaso al PP le molesta que el Gobierno traicione a ETA y sus amigos? Es la hora de los despropósitos. Se dice en "Gara" que en los primeros contactos del PSOE con Arnaldo Otegi, allá por 1999, participó el entonces líder socialista vasco ¿Acaso alguien cree que el nada sospechoso Nico Redondo ya estaba preparando el "proceso de rendición"?

Solo razonamientos absurdos se derivan de lo último en materia de climas artificiales: el escenificado ataque de cuernos del PP por las negociaciones paralelas de Zapatero con ETA, mientras se alineaba con la política antiterrorista del Gobierno Aznar. E incluso después, ya con los papeles cambiados. Y así hasta nuestros días, en oscura trayectoria así resumida por Rajoy: "Nunca creí que Zapatero pudiera estar con el PP y al mismo tiempo tener 25 reuniones con ETA. Ahora sabemos por qué no quería un acuerdo".

A partir de tan inesperada confesión de desengaño con Zapatero, el líder del PP le acusa de preferir de socio a Batasuna y haber pactado cosas inconfesables con los amigos de ETA ¿Qué cosas? Don Mariano habla del deferente trato penitenciario al etarra De Juana Chaos y la negativa a procesar a Arnaldo Otegi. De ahí no pasa. Ni una palabra del Pacto Antiterrorista (diciembre 2000), la ley de Partidos Políticos (julio 2002) y la ilegalización de Batasuna (marzo 2003), tres pasos decisivos de la política antiterrorista, dirigida por el Gobierno Aznar y apoyada sin reservas por el PSOE en la oposición ¿No deberían ser Otegi y Josu Ternera los ofendidos por las negociaciones paralelas de Zapatero con el PP mientras a ellos les prometía la luna, según sostienen ahora Rajoy, Acebes, los dirigentes de Batasuna, "El Mundo", "ABC y "Gara" en extraño amontonamiento?.

Por tanto, si comparamos los frutos del entendimiento PSOE-PP durante los años en los que, según Rajoy, Zapatero ya engañaba al PP con ETA-Batasuna, no hay color. En "Gara" y en medios afines al PP dicen que en las reuniones PSOE-Eta se habló de asumir la existencia de un "conflicto" político en Euskadi, de cambiar el vigente marco político, constituir una mesa de partidos, etc. ¿Alguien puede decir dónde está el resultado de la aceptación ese discurso abertzale por parte del PSOE?

Antonio Casado.

OTR Press

Luis Del Val

Pasaje a Madrid

por Luis Del Val

Rafael Torres

La ley de la calle

por Rafael Torres

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies