Sánchez actúa en Madrid

 

Sánchez actúa en Madrid

Publicado 21/02/2017 8:00:16CET

MADRID, 21 Feb. (OTR/PRESS) -

De Sudáfrica a Madrid pasando por Valladolid. La caravana de Pedro Sánchez pasa este lunes por el Círculo de Bellas Artes de la capital de España, donde presentará su proyecto político como aspirante a la Secretaría General del PSOE, de la que ya fue desalojado de aquella manera tras los lamentable Comité Federal del 1 de octubre.

No se trata de una convocatoria más de militantes como fuerza de choque de una candidatura reñida con las elites del partido. Será un acto abierto (o lo habrá sido cuando se lea este comentario) a ciudadanos interesados en saber cómo explica, por ejemplo, su apuesta por un PSOE "diferenciado de la derecha" y no un PSOE "cada vez más parecido al PP".

Esa línea de pensamiento escandaliza a los dirigentes socialistas. En sentido contrario, estos descalifican el peligroso acercamiento del candidato a Podemos y los nacionalistas. Al tiempo, defienden la política de "oposición útil" al Gobierno Rajoy que ejerce la ejecutiva interina al mando de Javier Fernández.

Reanimado por su reciente paso por Ciudad del Cabo (Sudáfrica), donde visitó la cárcel donde Nelson Mandela estuvo recluido durante 18 años y donde alternó con correligionarios europeos hablando de "Globalización y Socialismo", el ex secretario general deberá argumentar sus reproches a la comisión gestora. La acusa de haber dejado al PSOE "en tierra de nadie". Y le sigue reprochando haber permitido la investidura de Mariano Rajoy con la abstención de los diputados socialistas (todos menos los quince aferrados al "no es no" sanchista).

Pero es bien sabido que la gestora ha propiciado una coalición de "facto" con el Gobierno Rajoy. Y que esa complicidad PSOE-PP está funcionando como clave de la estabilidad política de España en la Europa de las incertidumbres.

En esas circunstancias, hemos de sumar a los análisis de situación un argumento tóxico para la causa de Sánchez. Me refiero a que su irrupción en las primarias, como presagio de un eventual retorno al sillón de Ferraz, es presentado por sus enemigos de dentro y de fuera como un factor de inestabilidad institucional. Lo cual agranda el frente antisanchista y reduce su causa a los dos o tres mil militantes (en un colectivo de unos 180.000), que van sobrados para cubrir aforos en distintos lugares: Dos Hermanas, Xirivella, Zaragoza, Valladolid...

Ahora toca Madrid, donde explicará como piensa conseguir un PSOE "de izquierdas, autónomo, libre de injerencias, diverso, plural, coherente, creíble, feminista, ecologista, federalista y laico". Le hubiera gustado añadir: "y ganador". Pero esa idea se la ha pisado Susana Díaz. También le hubiera gustado ofrecerse de "integrador" de las dos banderías enfrentadas en octubre. Pero esa bandera se la ha quedado Patxi López.

OTR Press

Esther Esteban

El árbol y las nueces

por Esther Esteban

Carmen Tomás

Donde más duele

por Carmen Tomás

Julia Navarro

"Un instrumento más"

por Julia Navarro

Fermín Bocos

Trump y la ONU

por Fermín Bocos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies