Antonio Pérez Henares.- Bulas separatistas, absoluciones moradas

Publicado 07/11/2017 8:00:18CET

MADRID, 7 Nov. (OTR/PRESS) -

Por encima de las leyes y de la realidad en España lleva mucho tiempo impuesta lo que ha venido en llamarse post-verdad, para camuflar lo que antes mentira a secas y sin más. Ahora con el aderezo de la antojera ideológica que la transforma y la convierte en moneda de curso legal. A cada paso nos topamos con ella y con sus sentencias y sambenitos por un lado, que ya serán losas de por vida, y de exenciones y bulas que permiten justificar a conveniencia todo lo que interese condenar y absolver. Estos son algunos de los últimos dictámenes y sentencias del Tribunal Supremo Mediático-Tuitero, Sala Morada:

1) Mucho más grave y peor delito, ¡donde va a parar! es conducir con copas que descuartizar la Nación y violar siete veces por semana la Constitución.

2) Es mucho mayor y justificado motivo de repudio y condena social exhibir la bandera constitucional que abrazarse con pasión a un terrorista convicto, que da prestigio y relumbrón.

3) Todo hijo de vecino está obligado a cumplir las leyes y si se las salta puede ir de cabeza a la cárcel, a excepción de los separatistas y de las que no le gusten a Colau, porque entonces la Justicia es facha y puede uno desobedecerlas, y mearse en ellas, con fruición.

4) Si eres ministro del PP y te sale una empresa familiar en un paraíso fiscal te cae encima la mancha del macho y a dimitir. Pero si eres separatista catalán y ex alcalde de Barcelona lo tuyo es un "ná de ná" y la culpa de que sala es del Estado Opresor.

5) Si una turba de ultraderechistas te acosa e increpa y te llamas Mónica Oltra y eres vicepresidenta de la Comunidad valenciana por Compromís el escrache es una agresión fascista. Si eres vicepresidenta del Gobierno de España, y te llamas Soraya Sáenz de Santamaría, o González Pons y eres portavoz en el Parlamento Europeo o Cristina Cifuentes, entonces delegada del Gobierno y ahora presidenta de Madrid, los tres del PP, y las turbas son de extrema izquierda y aunque suban a la puerta misma de tu hogar, la coacción se llama "libertad de expresión".

6) Si una juez, la misma, envía preventivamente a prisión a dos comisarios de policía, Villarejo y Salamanca, es esa juez quien ha tomado libremente tal decisión. Si a quien envía a la cárcel, por evidente riesgo de fuga, es a Puigdemont, en realidad ha sido el Gobierno y Rajoy quienes han tomado tal decisión.